Actualización: Vie, 23 / Sep / 2011 12:50 pm
Viernes, 23 / Sep / 2011

Blanqueamiento dental una alternativa de salud oral

Los dientes blancos representan un signo de salud, limpieza y fortaleza; lo que hace del blanqueamiento dental uno de los tratamientos más utilizados dentro de la estética dental.

Blanqueamiento dental una alternativa de salud oral
A lo largo de la historia, el ser humano ha procurado explotar su apariencia física y la sonrisa ha sido uno de los medios para hacerlo. A través del tiempo, diferentes culturas sin importar sus creencias han utilizado su dentadura con este objetivo. Los mayas, por ejemplo, para demostrar su estatus social realizaban incrustaciones de jade en los dientes y limaban sus bordes, mientras que en el Imperio Romano, los sumos sacerdotes los lavaban con orina para mantenerlos sanos, blancos y saludables.

Hoy en día, los dientes blancos continúan representando un signo de salud, limpieza y fortaleza; por esta razón, el blanqueamiento es uno de los tratamientos más utilizados en la estética dental sin importar la edad, el sexo o la ocupación y se ha convertido en la mejora estética más utilizada, ya que se hace de manera sencilla y ofrece resultados favorables en corto tiempo.

“Debido a que la coloración de los dientes está relacionada con circunstancias naturales o a enfermedades como la deficiencia de vitaminas, las alergias, traumatismos dentales o condiciones genéticas o de raza que contribuyen a la coloración de los mismos; hoy en día, existen técnicas de blanqueamiento dental que pueden ser utilizadas a partir de los 16 años de edad en adelante, logrando influir de manera positiva en la autoestima, y confianza de las personas”, afirma Adriana Forero, Coordinadora de la Clínica Dental Network.

Por otra parte, el blanqueamiento dental está rodeado de mitos como la sensibilidad dental y el debilitamiento de los dientes, y por esta razón, la opinión de un especialista es importante, para que el paciente sea consciente de que si bien, este tipo de tratamientos son simples y no invasivos, la sensibilidad, molestias o dolor posteriores se pueden controlar con el uso de productos como pastas dentales. Además, el gel que se utiliza para realizar el blanqueamiento solo destruye las moléculas que causan las manchas, pero si se utiliza sin control puede provocar la deshidratación del diente y su debilitamiento.

Cabe destacar que en este tipo de tratamientos, los resultados son inmediatos y su tiempo de duración está relacionado con la calidad del blanqueamiento realizado. De igual manera, la duración de los resultados a largo plazo también depende de los hábitos del paciente, su higiene dental, y la ingesta o uso de pigmentantes como el tabaco y las bebidas oscuras.

Un tratamiento de blanqueamiento no garantiza que los dientes queden realmente blancos, ya que el resultado final busca aclarar su estructura. Es decir, que los dientes no se van a ver con una apariencia poco natural y artificial, sino que habrá una disminución de la tonalidad de los mismos, lo que se refleja en unos dientes más sanos y brillantes.

Es por esto, que “el aclaramiento dental, debe realizarse bajo la supervisión de un profesional y bajo diagnóstico previo, que implica una limpieza para determinar la causa y localización de la pigmentación, así como la evaluación del color y la tonalidad de los dientes, con el fin de conocer el grado de blanqueamiento que se puede lograr y los cuidados que se deben seguir para asegurar el éxito del mismo”, concluye Forero.