Actualización: Jue, 13 / Oct / 2011 3:37 pm
Jueves, 13 / Oct / 2011

La Arginina revoluciona el manejo del dolor

El hallazgo de la Arginina, como  aminoácido capaz de reducir el tiempo de absorción del ibuprofeno, cambia radicalmente la forma de tratar y reducir el dolor.

La Arginina revoluciona el manejo del dolor
- La Arginina triplica la rapidez de absorción del ibuprofeno, aumentando su potencia antiinflamatoria y analgésica

- El Arginato de ibuprofeno, es 25% menos gastrolecivo que el ibuprofeno estándar

- El arginato de ibuprofeno es tan rápido como un inyectable, gracias a que tan solo cinco minutos después de su administración demuestra concentraciones analgésicas  y antiinflamatorias

Hasta hace poco la arginina  era conocida por ser un aminoácido esencial,  capaz de estimular la función inmunológica, participar en la disminución del colesterol,  estimular la liberación de la hormona del crecimiento, reducir los niveles de grasa corporal y facilitar la recuperación de los deportistas gracias a la capacidad que  tiene de eliminar el amoniaco de los músculos, entre otras virtudes.   Adicionalmente,  la ciencia médica descubrió en la arginina una nueva propiedad que sin lugar a dudas revolucionará el tratamiento para el manejo del dolor gracias a que reduce drásticamente el tiempo de absorción del ibuprofeno.

Este importante hallazgo, permite que los tratamientos para el manejo dolor basados en la administración de arginato de ibuprofeno  tengan una rápida acción, tan potente que su efecto comienza a notarse a los cinco minutos de su administración, llegando a ser hasta tres veces más rápido que otros ibuprofenos. 

Pero más allá de alcanzar el máximo efecto de analgesia,   la arginina produce un efecto gastro protector por ser  precursor del óxido nítrico,  lo que favorece la integridad de la mucosa gástrica. Estas características convierten al arginato de ibuprofeno en una alternativa terapéutica segura, de rápida acción y efectividad  en  el tratamiento de cualquier tipo de dolor.

El dolor
El dolor constituye una de las problemáticas médicas más frecuentes en nuestro país.  Según la Asociación Colombiana para el manejo del dolor, el 60% de la población manifestó haber padecido dolor durante el último año;  el 34.6% soportó el dolor durante más de 6 meses y el 77.6% sufre  dolor en la actualidad. Según un estudio reciente la mitad de los pacientes consultados indican que el dolor ha limitado su actividad cotidiana, provocando en algunos casos incluso ausentismo laboral.

Por esta razón el tratamiento destinado a mitigar o eliminar el dolor se ha convertido en uno de los principales objetivos para los profesionales de la salud, quienes basan el  tratamiento del dolor en medicamentos que ofrezcan eficacia, que sean adaptables a la intensidad del dolor y  que actúen con  rapidez y seguridad.