Actualización: Mié, 21 / Mar / 2012 10:37 am
Miércoles, 21 / Mar / 2012

Cerca de 45% de la población mundial sufre de trastornos de sueño

Los problemas del sueño constituyen una epidemia global que amenaza la salud y la calidad de vida de hasta 45% de la población mundial.

Cerca de 45% de la población mundial sufre de trastornos de sueño
Aunque la mayoría de los trastornos del sueño son prevenibles o tratables, menos de un tercio de los que sufren de estos problemas buscan ayuda profesional. Para los millones de personas en el mundo que sufren de enfermedades crónicas, las soluciones de Philips pueden ofrecer un nivel de libertad e independencia que antes era inalcanzable, a través de soluciones intuitivas y fáciles de utilizar, que se utilizan en el lugar donde la gente las quiere y las necesita  en su propia casa.

"Philips se complace en asociarse con la Asociación Mundial de Medicina del Sueño para el Día Mundial del Sueño 2012, con el fin de concientizar y crear un entendimiento sobre los trastornos que afectan la calidad del sueño, incluyendo la apnea obstructiva del sueño", destacó el doctor David White, director Médico de Philips Home Healthcare Solutions y Profesor de Medicina del Sueño en la Universidad de Medicina de Harvard.
 
Los alteraciones respiratorias relacionadas con el sueño y la pérdida de la calidad del mismo, puede conducir a numerosos problemas de salud, tales como hipertensión, problemas cardiacos, accidentes cerebro vasculares y diabetes. Cuando no se duerme de la manera debida, la persona puede llegar a perder la capacidad de estar alerta y de atención, se puede reducir la capacidad de concentración y de productividad en el trabajo o el estudio. También puede aumentar el riesgo de tener latidos de corazón irregulares, empeorar la insuficiencia cardíaca y aumentar la posibilidad de tener accidentes relacionados con el trabajo o el manejo.

Los trastornos más comunes son: Insomnio, parasomnias (sonambulismo, terror nocturno, alimentación nocturna), trastornos del sueño REM, narcolepsia, privación del sueño y, el trastorno de sueño respiratorio más común, la apnea obstructiva del sueño (AOS).

Las personas con AOS dejan de respirar repetidamente mientras duermen, durante aproximadamente 10 segundos, lapsos donde la depravación de oxigeno está relacionado. Para que el AOS se considere significativo, estos eventos tienen que ocurrir más de 5 veces por hora de sueño, sin embargo hay pacientes que tienen hasta 100 episodios por hora de sueño.  

Los síntomas relacionados con el AOS incluyen:

- Ronquidos ruidosos y perturbadores; jadeos o asfixia durante el sueño

- Somnolencia diurna excesiva

- dolores de cabeza matutinos; problemas de memoria o de aprendizaje

- Sensación de irritabilidad y falta de concentración en el trabajo

- Cambios de humor o personalidad; quizás sentirse deprimido

- Garganta seca al despertarse y ganas frecuentes de orinar durante la noche