Actualización: Mié, 16 / May / 2012 12:50 pm
Miércoles, 16 / May / 2012

Síntomas y causas de las piedras en los riñones

Las piedras se forman de los productos químicos encontrados generalmente en la orina tal como ácido úrico, fósforo, calcio, y ácido oxálico.

Síntomas y causas de las piedras en los riñones
La formación de piedras en los riñones o la zona urinaria no es un desorden poco frecuente.  Pueden variar en la consistencia desde arenilla, arena, y grava, obstrucciones del tamaño del huevo de un pájaro.

Las piedras pueden formar y crecer porque la concentración de una sustancia particular en la orina excede su solubilidad. La mayoría de las piedras del riñón se componen del oxalato de calcio o del fosfato, el último ser las más comunes en la presencia de la infección. Cerca de noventa por ciento de todas las piedras contienen el calcio como el principal constitutivo. Más que la mitad de éstos son mezclas del calcio, del amonio y del magnesio, de los fosfatos y de los carbonatos, mientras que el resto contiene el oxalato.

Los síntomas que se presentan cuando uno tiene cálculos en los riñones son los siguientes:


• Dolor severo en su tentativa de pasar por la uretra Las piedras del riñón causan generalmente dolor severo en su tentativa de pasar por la uretra en su camino a la vejiga. El dolor primero se siente en el lado y, luego, en la ingle y los muslos.

• Frecuente deseo de micción, micción dolorosa, micción escasa, náusea. Otros síntomas, de las piedras del riñón son un deseo frecuente de orinar, micción dolorosa, micción escasa, náusea, vomitando, sudando, y escalos fríos. El paciente puede también pasar sangre con la orina.

Para finalizar enumeraremos las causas mas frecuentes de las piedras en los riñones


• Defectos en el metabolismo general. La formación de piedras en los riñones es el resultado de defectos en el metabolismo. Ocurre generalmente cuando la orina se convierte en altamente concentrada debido a la transpiración pesada o consumo escaso de líquidos. Son agravados por una forma de vida sedentaria.


• Dieta incorrecta, exceso de producto de alimentos generadores de ácido, harina blanca y productos del azúcar. Las otras causas son una dieta incorrecta, exceso de una clase de alimentos generadores de ácido, productos blancos de la harina y del azúcar, carne, té, café, condimentos y especias, alimentos ricos, y el comerse excesivamente.

• Carencia de la vitamina A, producto excesivo de la vitamina D. La carencia de la vitamina A y de un excesiva ingesta de la vitamina D puede también conducir a la formación de piedras.