Actualización: Lun, 28 / Mar / 2011 12:25 pm
Lunes, 28 / Mar / 2011

10 formas fáciles para perder peso

Nuestra lucha contra los kilos de más parece ser una historia sin fin. Por eso conocer  10 formas muy simples para cuidarte.

10 formas fáciles para perder peso

 
1. Nevera saludable
La primera forma de cuidar nuestro peso es cuidando lo que comemos, y una forma de hacerlo es teniendo una nevera saludable. Mientras tengamos alimentos ligeros y sanos en nuestro refrigerador, nuestra alimentación será adecuada. No compres embutidos, ni bollerías para tu nevera, en su lugar, llénala de verduras, frutas, lácteos descremados, pescado, etc.

2. 5 comidas al día
Esta es la regla de oro: 5 comidas al día, sin saltarse ninguna. Parte la mañana con un desayuno completo, luego a eso del medio día un snack saludable, como una fruta o un yogurt. Luego almuerza un buen plato de verduras con una porción de proteínas y otra pequeña de carbohidratos. A media tarde, una merienda ligera, como un sándwich de palta con jamón de pavo o un yogurt con cereales. Termina en la cena con una sopa de verduras, una ensalada, una tortilla o cualquier plato liviano que prefieras.

3. Privilegia las proteínas
Las proteínas nos mantienen satisfechos por más tiempo y además ayudan a quemar las grasas y a no seguir acumulándolas. Por eso, procura que tus comidas se basen en mayoría de proteínas y vegetales y en minoría de carbohidratos.

4. Frutas y verduras por sobre todo
Son muy sanas y aportan muy pocas calorías. Cada vez que te entre el hambre, acuérdate de las frutas y has de las verduras las protagonistas de tu almuerzo y de tu cena.

5. Platos pequeños
Un truco para controlar las porciones en las comidas, es comer en platos pequeños o de ensalada. El plato aparecerá lleno pero en verdad estará ingiriendo una porción más pequeña.

6. La magia de las sopas

Las sopas serán tus mejores aliadas a la hora de conservar la línea. Son ligeras, sanas y además producen saciedad. Son perfectas para tomarlas como cena.

7. Date un gusto
No te prives de disfrutar de un helado o de un chocolate. Es mejor darse el gusto de vez en cuando a acumular las ganas y terminar engullendo todo lo que encuentres.

8. Bebe agua
Dos litros de agua al día. Esto no sólo te ayudará a eliminar toxinas y no acumular líquidos, sino que además te mantendrá con menos apetito durante el día. Un buen truco es beber un vaso de agua antes de cada comida, así calmarás el hambre y comerás menos sin notarlo.

9. Mantente en movimiento
Lo mejor es que practiques algún ejercicio un par de veces a la semana. Pero si el deporte definitivamente no es lo tuyo, de todos modos puedes mantenerte activa. Camina todo lo que puedas, sube por las escaleras en lugar del ascensor, has estocadas mientras te lavas los dientes, camina a la oficina de al lado en lugar de llamar por teléfono, etc., ¡todo sirve!

10. Cena temprano
Trata de que tu ultima comida sea al menos 2 horas antes de acostarte. Asi le das tiempo a tu organismo para que consuma lo ingerido. Recuerda que mientras dormimos gastamos muy pocas calorias, por lo que casi todo se guarda.

pretenciosas.com