Actualización: Jue, 27 / Feb / 2014 3:54 pm
Jueves, 27 / Feb / 2014

Balón Intragástrico, una alternativa no quirúrgica contra la obesidad

Archivado en Salud

Con el tiempo, la obesidad ha dejado de ser un simple dilema estético para convertirse en un problema de salud público que afecta a casi 1.000 millones de personas alrededor del mundo.

Balón Intragástrico, una alternativa no quirúrgica contra la obesidad

Según las cifras arrojadas por la Asociación Colombiana de Obesidad, en Colombia cerca de 4 millones y medio de colombianos conviven con esta enfermedad y  el 50 por ciento de los adultos del país, tienen algún grado de sobrepeso.

Aunque a diario se tiene noticia de numerosos tratamientos y alternativas, quirúrgicas y no quirúrgicas, para combatir este flagelo; muchos de los pacientes desconocen cuáles son las características e indicaciones especiales para cada método, impidiendo un seguimiento adecuado y  propiciando el fracaso del mismo.

Para el Dr. Héctor Vargas, jefe del Grupo de Obesidad de la Clínica Medellín, “Cada paciente debe someterse a una evaluación previa para saber cuál es el tratamiento apropiado según sus condiciones médicas: físicas y mentales”.

En el caso del balón intragástrico, método no quirúrgico y no invasivo que se introduce en el organismo a través de la boca, por medio de endoscopia, debe ser implementado en pacientes con sobrepeso u obesidad moderada, con alto riesgo quirúrgico, previos a una intervención bariátrica y que hayan intentado bajar de peso con otros tratamientos sin obtener resultados.

Sin embargo, y lo más importante, señala el Dr. Vargas es que “cualquier fórmula contra obesidad requiere el acompañamiento de un grupo multidisciplinario, que se enfoque en los diversos aspectos de la problemática, para tratarla de forma integral: nutricionistas,endocrinólogos ypsicólogos, dispuesto a acompañar al paciente durante su proceso”.

Aunque el balón intragástrico ayuda a perder un promedio de 18 kilos en un periodo de 6 meses, el cumplimiento de una dieta balanceada y la adopción de hábitos saludables,  pueden aumentar este número incluso a 50 kilos, siempre bajo estricta vigilancia médica.

De esta manera será más sencillo ejercer un control eficaz del paciente, que permitirá a su vez,  aumentar las posibilidades de éxito a corto y largo plazo además de mantener el descenso de peso, luego del tratamiento.

¿Soy un candidato para usar el balón intragástrico?

A menudo los pacientes con obesidad recurren a todo tipo de recetas y métodos para bajar de peso, muchas veces ignorando si son los adecuados para su caso particular. Con este pequeño test usted sabrá si el candidato adecuado  para someterse a este tratamiento:

¿Tiene entre 18- y 60 años?

¿Se ha sometido a varios intentos para perder peso sin resultados exitosos?

¿Su un Índice de Masa Corporal (IMC) de entre 30 y 40 Kg./m2?

¿Tiene entre 15 y 25 kilos de sobrepeso?