Actualización: Vie, 12 / Sep / 2014 10:58 am
Viernes, 12 / Sep / 2014

Recomiendan la cirugía bariátrica en pacientes con diabetes tipo 2

Archivado en Salud

La propuesta de estas guías recomienda la cirugía bariátrica en pacientes con diagnóstico reciente de diabetes tipo 2 y con IMC ≥ 30 kg/m2. Estudios recientes confirman que la cirugía bariátrica es efectiva para lograr el control de los pacientes con diabetes en el mediano y largo plazo.

Recomiendan la cirugía bariátrica en pacientes con diabetes tipo 2

Las nuevas recomendaciones del Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica (NICE por sus siglas en inglés) del Reino Unido para el tratamiento de la obesidad, publicadas y sometidas a consulta el 11 de julio, sugieren que las personas con diagnóstico reciente de diabetes tipo 2 y un Índice de Masa Corporal (IMC) de al menos 30 kg/m2,  pueden ser candidatas para la cirugía bariátrica.  La recomendación se hizo tomando en cuenta el creciente número de pacientes con diabetes registrados en los últimos diez años en el Reino Unido. La publicación de estas guías para consulta pública se realiza con el fin de capturar los comentarios de todos los grupos de interés, para posteriormente emitir las guías finales el próximo mes de noviembre.

Estas recomendaciones se basan en la numerosa evidencia publicada respecto al impacto de la cirugía bariátrica en la pérdida de exceso de peso corporal y el control de los indicadores metabólicos (principalmente el control glucémico) observado en los pacientes después de someterse a este tipo de cirugías.

Un estudio con más de 15 años de seguimiento, publicado recientemente en JAMA (Journal of the American Medical Association), reforzó las pruebas de que el procedimiento quirúrgico resulta en una pérdida significativa y sostenida del exceso de peso en pacientes con obesidad mórbida y diabetes tipo 2, incluso en el largo plazo. Además, el estudio muestra que la cirugía

bariátrica aumenta la posibilidad de remisión de diabetes y reduce las complicaciones asociadas a la enfermedad, en comparación con el tratamiento con medicamentos.

Otros estudios publicados recientemente han arrojado resultados similares. En marzo, investigadores de la Cleveland Clinic publicaron los resultados de un estudio que mostró que los efectos benéficos de la cirugía bariátrica sobre el control de diabetes en los pacientes intervenidos siguen manteniéndose al menos tres años posteriores a la cirugía. En este estudio, en donde los pacientes siguen siendo monitoreados, casi todos suspendieron el uso de la insulina y muchos pudieron abandonar todos los medicamentos para controlar la diabetes. El estudio también mostró que los pacientes que se realizaron una cirugía bariátrica mejoraron su calidad de vida y redujeron la necesidad de tomar medicamentos para controlar la presión arterial y los niveles de colesterol.

El Dr.  Cesar Ernesto Guevara, presidente de la Asociación Colombiana de Obesidad y Cirugía Bariátrica dice, “debemos enfocarnos en buscar la manera de predecir cuales pacientes se pueden beneficiar del tratamiento quirúrgico con mayor probabilidad y disminuir tempranamente el daño en órganos y sistemas causados por la obesidad y la enfermedad metabólica asociada. Tenemos que desarrollar escalas de riesgo para dejar de depender del Índice de Masa Corporal como única condición para indicar el tratamiento quirúrgico”.

En ese sentido, los avances en la comprensión de los procesos metabólicos han permitido entender los mecanismos que regulan el control del peso. Hoy, se sabe que la capacidad de perder o mantener el peso no sólo se reduce al número de calorías ingeridas, sino que también está relacionado con un sistema complejo compuesto por hormonas y señales cerebrales. Con base en ese conocimiento, la cirugía bariátrica es capaz de alterar la fisiología del cuerpo, cambiar la programación del almacenamiento de grasa, modificar las sensaciones tanto de hambre como de saciedad, alterar la forma en que el cuerpo procesa la ingesta y los nutrientes y cómo regula las funciones metabólicas.

Procedimiento quirúrgico seguro

Además de aportar beneficios adicionales a la pérdida de peso (como la remisión de la diabetes tipo 2, entre otras comorbilidades), la cirugía bariátrica posee un alto perfil de seguridad. Una revisión de estudios, también publicada recientemente en JAMA, reveló que la cirugía bariátrica es un procedimiento seguro, al registrar tasas de complicaciones del 17%, mortalidad peri-operatoria (≤ 30 días) de 0.08% y tasa de re-intervención del 7%, si ésta es practicada en centros de excelencia.