Actualización: Mar, 22 / Sep / 2015 11:06 am
Martes, 22 / Sep / 2015

Razones por las que no cumplimos las promesas sexuales

Archivado en Sexualidad

Muchas veces las mujeres tendemos a prometer cosas con respecto a las relaciones sexuales, que al final no podemos cumplir. Estas son las razones. 

Razones por las que no cumplimos las promesas sexuales
Las razones por las que no cumplimos las promesas sexuales

Según nuestros padres y su crianza, todo aquello que prometemos lo debemos cumplir sin importar las circunstancias, pero hay momentos en los que por algunas razones no podemos cumplir las promesas sexuales.

Y seamos sinceros a todos nos ha pasado alguna vez, quizás más a las mujeres que a los hombres. ¿Pero por qué no cumplimos?. Según algunos expertos estas son las situaciones que nos obligan a no cumplir con las promesas sexuales.

No estamos listas ni preparadas: Se nos olvido depilarnos y no tenemos la oportunidad de hacerlo durante el día, gracias a nuestras múltiples ocupaciones.

Te puede interesar: Las frases que nunca debes decirle a un hombre después del sexo

No éramos conscientes: Muchas veces estas promesas sexuales las hemos hecho mientras estamos totalmente borrachas, por ende, cuando pasa el efecto nos damos cuenta de que el galán no están galán como para cumplir.  

Los malestares lo impiden: Preciso ese día nos da un malestar estomacal, que nos impide cumplir y por ningún motivo le queremos comentar para evitar quedar en vergüenza.

Nuestro cuerpo juega con nosotras: Preciso ese día a nuestro cuerpo le da por jugarnos una mala pasada, recordándonos que somos  mujeres y que cada 28 días somos incapaces de realizar ciertas cosas. Y como es obvio no le diremos a nuestra pareja y mucho menos a nuestro amigo con derechos.

Las redes lo impiden: Nos enteramos gracias a las diferentes redes sociales que nuestra pareja nos ha dicho alguna mentira y hasta que no se aclare la situación no podemos cumplir con la promesa sexual.

La rutina se apodera de nosotras: Sabemos que la rutina es la mejor aliada para dañar las relaciones y más si no somos capaces de tener imaginación en el sexo. Así que lo mejor es hacer siempre algo diferente, arriesgándonos a sentir esa adrenalina que nos gusta tanto.

Interlatin.com