Actualización: Jue, 28 / Jul / 2016 4:21 pm
Jueves, 28 / Jul / 2016

¿Cuáles son las diferencias de tener sexo y hacer el amor?

Muchas personas creen que estar íntimamente con una persona significa amor pero que haya sexo no garantiza que haya amor. 

¿Cuáles son las diferencias de tener sexo y hacer el amor?
Que haya sexo no garantiza que haya amor. 

Hacer el amor o tener sexo, para algunas personas es lo mismo, para otros no. Algunos creen que se puede hacer las dos cosas.

El deseo sexual es el anhelo del contacto con el cuerpo de la otra persona, el placer que esta genera. Tener sexo tiende a satisfacer tal necesidad.

Hacer el amor implica también mantener relaciones sexuales, pero en este caso se genera un espacio en donde las dos partes puedan disfrutar más del encuentro. Pero ¿Cómo puede identificar las diferencias?

1. La estimulación: El sexo es un deseo de contacto con el otro cuerpo, es una actividad de frotar, acariciar, las cuales no son parte de una buena estimulación, ya que no se busca llegar a las emociones profundas como cuando se hace el amor.

2. El lenguaje: En esta parte el amor implica pensamientos y percepciones que logran unir los cuerpos y lo espiritual, en este caso cabe la frase de “dos corazones que laten como uno mismo”, por el contrario en el sexo solo se busca la excitación por lo eso se usa palabras como “quiero sentirte” “tocarte toda”.

Te puede interesar: Siete zonas erógenas femeninas que todo hombre debe conocer

3. La complicidad: Hacer el amor acorta el abismo del tú y yo, aunque no sean pareja, con esto se pretende renunciar a la separación que existe en la vida y se entrega el alma y los sueños. En el sexo no importan este abismo y solo se busca complacer.

4. Poder complacer: Al tener sexo solo se busca la autogratificación, el poder cumplir un deseo que es totalmente egoísta, por lo que no importa si la otra persona llegó al orgasmo o si fue feliz. Mientras que al hacer el amor se busca lograr que todo eso lo pueda sentir también la otra persona.

5. El tiempo: Cuando una persona quiere sexo, cualquier momento y lugar es bueno para llevarlo a cabo, lo que se busca es el placer y lograr tener un orgasmo. Mientras que hacer el amor implica tener bastante tiempo para poder tener todo un acto de sensualidad.

6. Poder compartir: Cuando se termina de hacer el amor se comparte la noche juntos en la cama, en donde las caricias y pensamientos románticos hagan parte de ese momento, pero cuando solo se tiene sexo, cada uno toma su camino o si se quedan juntos cada uno se duerme.

Colombia.com