Actualización: Jue, 19 / Sep / 2013 11:09 am
Jueves, 19 / Sep / 2013

Lo que debes saber acerca de la cirugía plástica estética íntima

Archivado en Sexualidad

Cirugia íntima o labioplastia es un procedimiento cada vez más solicitado por la mujer con el fin de restaurar a una forma más proporcional sus partes íntimas.

Lo que debes saber acerca de la cirugía plástica estética íntima
¿Qué es la cirugía íntima y para quien se utiliza?

La cirugía íntima o labioplastia es un procedimiento cada vez más solicitado por la mujer con el fin de restaurar a una forma más proporcional sus partes íntimas. Debido la propia genética, a los embarazos, o procesos inflamatorios, el tamaño de los labios menores en el aparato genital femenino pueden aumentar de tamaño, lo cual deja de ser agradable para la paciente.

Por otro lado a medida que los labios menores se hacen más colgantes impiden usar ropa ajustada o trajes de baño e interfieren incluso en la higiene personal o en las relaciones sexuales.

¿Cómo realiza nuestro equipo médico este procedimiento?

Es una cirugía muy segura, que se puede realizar con anestesia local, aunque es preferible acompañarla de una sedación. Por otro lado no es necesario realizarla en un quirófano y podemos llevarla a cabo en el consultorio. El procedimiento dura aproximadamente 45 minutos y la técnica consiste en acomodar los labios colgantes restaurándolos a una posición más anatómica, mediante el uso de incisiones y suturas que reabsorbe el mismo cuerpo. Se requiere de una técnica especial para evitar con el paso del tiempo resultados insatisfactorios.

¿Cómo es la recuperación y cuando se ven los resultados?

Después de finalizado el procedimiento puedes irte a tu casa el mismo día. El dolor postoperatorio dura de 3 a 4 días, es leve a moderado y se controla con analgésicos habituales. Como en cualquier cirugía hay que anticipar que habrá inflamación después del procedimiento, el cual es máximo a los 3-4 días y va desapareciendo paulatinamente hasta ser mínimo a las 2 semanas aproximadamente. No es necesario remover puntos de sutura, ya que se absorben. Puedes regresar a trabajar a los 2 o 3 días generalmente. Es necesario evitar el ejercicio por 2 a 3 semanas y no tener relaciones sexuales por un espacio de 5 semanas, con el fin de permitir una adecuada cicatrización. Los resultados finales se mostrarán casi por completo a las 2 semanas.

¿Cuáles son las complicaciones que pueden suceder?

Si se realiza una técnica no adecuada pueden presentarse problemas de asimetría notable (aunque una asimetría leve es natural, incluso en labios no operados). Así mismo puede haber dolor durante las relaciones sexuales debido a un estrechamiento excesivo del introito vaginal

Recomendaciones y Tips

Asegúrate de acudir con un Cirujano Plástico Certificado, ya que con otras especialidades los resultados pueden ser desfavorables por no estar entrenados en esta área. Los principios que usamos en esta cirugía son reconstructivos y otras áreas de la medicina no tienen entrenamiento en dicha especialidad.

Hay que diferenciar un problema de labios menores y de labios mayores. Estos últimos se corrigen cuando están aumentados de tamaño de otra forma. Es necesario que el Cirujano Plástico te muestre las diferencias.

El 95% de las mujeres se declaran satisfechas con este procedimiento, el cual es permanente.
La dispareunia o dolor al momento de las relaciones sexuales se debe a que se resecó demasiado tejido de los labios y la entrada vaginal es demasiado estrecha. Generalmente estas molestias ceden con el paso del tiempo. Busca que el procedimiento sea realizado únicamente por un Cirujano Plástico.

Esta cirugía no afecta en absoluto si te embarazas o si tendrás un parto.

El ejercicio hay que suspenderlo al menos por 3 semanas y si requieres nadar es conveniente no hacerlo hasta un mes después de la cirugía.