Actualización: Mar, 12 / Abr / 2011 12:45 pm
Martes, 12 / Abr / 2011

Se aconseja hacer lo que se quiera, pero no hablar de ello a la pareja

La escritora francesa Catherine Millet ha ha aconsejado, en materia sexual, "hacer lo que uno quiere hacer, mantener su propia libertad individual, pero no hablar de ello" a su pareja sentimental.

Se aconseja hacer lo que se quiera, pero no hablar de ello a la pareja
Millet, autora del libro "La vida sexual de Catherine M.", del que lleva vendidos más de dos millones de ejemplares desde que se publicase en 2001, ha participado hoy en el Festival Internacional de las Letras de Bilbao, Gutún Zuria que, organizado por el centro de ocio y cultura AlhondigaBilbao.

La también directora de la revista "Art Press", una de las publicaciones especializadas en arte más importantes de Francia, ha comentado en conferencia de prensa previa a su intervención en el festival que "la sexualidad es algo que nos individualiza mucho y que nos separa, incluso en el seno de una pareja que se quiere mucho y comparte muchas cosas o puntos de vista".

"Yo creo que lo que acerca los cuerpos separa las mentalidades (en referencia a la sexualidad); por eso pienso que la unión absoluta y duradera en el seno de una pareja es una ilusión", ha dicho.
Millet ha explicado que lo que le movió a escribir su obra, que generó polémica entre los intelectuales conservadores de su país y algunos psicoanalistas, por entender que tenía algún transtorno al haber desnudado su sexualidad, fue constatar que "no había un libro que fuese un testimonio honesto sobre la sexualidad".

"Había novelas eróticas o biografías eróticas como la de Casanova, que no creo que se pueda creer en su totalidad, y, además estaban escritas en otra época", ha agregado.

"Por tanto, me pareció que, en esta época actual en la que estamos tan preocupados por la sexualidad, no había un discurso realista sobre esta cuestión y, como la vida me había llevado a tener una cierta experiencia en este ámbito, pensé que podía hablar de este asunto y contar esa experiencia", apuntó.

La escritora francesa se ha mostrado también sorprendida por la buena acogida que tuvo su obra entre el público en general y que ha atribuido a que "la mentalidad de la gente ha evolucionado mucho en nuestras sociedades".

"Contrariamente al discurso de algunas minorías conservadoras e incluso reaccionarias ha mantenido, la gente de ahora es más tolerante que la de la generación de mis padres, por ejemplo".

"Yo pertenezco a lo que se ha llamado la 'generación del mayo de 68' y creo que esta generación ha añadido ha hecho que evolucionen las mentalidades y creo que el público, en mi libro, reconocía no exactamente la vida sexual normal de una persona, sino una serie de fantasmas que todo el mundo tiene". EFE