Colombia.com Bogotá Miércoles, 16 / Ene / 2019

¿Cómo hacer los propósitos precisos para un nuevo año?

Siempre es bueno tener una lista de objetivos para poder plantear la visión del año que sigue.

¿Cómo hacer los propósitos precisos para un nuevo año?
No hay que sentirse mal por no haber cumplido el año pasado. Foto: ShutterStock

Que no se cumpla con todo lo propuesto no debe deprimir, sino impulsar a darle una continuidad y reforzar lo que se quiere para la vida.

Este año sí voy al gimnasio, sí empiezo la dieta, sí camino más y hasta voy a ahorrar para poder invertir. Seguramente estas frases suenan conocidas porque son muy usuales en las listas de balance de fin de año.

Te puede interesar: ¿Qué es la Dysania y cómo la puedo evitar?.

Pero, ¿cómo se debe hacer un balance de fin de año real y cómo plantear objetivos en el nuevo año? “El ejercicio como tal de hacer una evaluación personal es sano”, asegura Gustavo Gil, Director del Programa de Psicología de la Fundación Universitaria del Área Andina.

Para Gil, tener un balance “permite ver cómo estoy avanzando en mis planes y más que en mis metas, en mi proyecto de vida”. Pero, ¿por qué muchas veces las personas se sienten mal por no haber cumplido sus objetivos?.

Porque sienten que se han fallado a sí mismos y como no cumplen, lo vuelven a poner en lista para el nuevo año y esto se convierte en un ciclo. “Muchas veces, las metas responden a lógicas de transición, es decir, de la emoción de la época y adicionalmente, son metas que planteamos desde la expectativa social”, explica Gil.

Te puede interesar: Bebidas para perder peso mientras duermes.

Para Gil, es positivo hacer no solo un balance general y revisarlo a final de año, sino también un plantearse metas que se puedan cumplir y que sean muy personales. Lo ideal es generar una lista corta y concisa con lo más importante para el crecimiento personal.

“No decir: quiero conocer al amor de mi vida, casarme, tener hijos, terminar mi carrera y conseguir el trabajo de mis sueños. Todo al tiempo no y menos si solo se tiene un año para alcanzar esas metas”, agrega Gil.

¿Cómo generar un plan que sí funcione?

Lo primero es tener una visión global de lo que se quiere en la vida porque lo que se evalúa, de para dónde va, más que las metas es el proyecto de vida en general.

Además: ¿Por qué la gente acosa en redes sociales?.

Pensar en el largo plazo: Tener una meta coherente con el proyecto de vida, que sea alcanzable y hacer lo posible porque suceda. En la medida en que se logra aclarar lo que se quiere para el largo plazo es que se pueden estructurar nuevas metas que van a tener varias características.

Saber qué tan alcanzables son las metas: Tener una meta coherente, alcanzable y trascendentes a la hora de medir qué tan importante es en la vida. Sea consciente de sus capacidades y fortalezas y construya desde ahí. 
 
Escriba su plan: Es interesante tener un plan semanal y empezar a llevarlo a cabo. Con esto se puede organizar una rutina para medirlo.
 
Evite decir “nunca más”: No sea radical en sus decisiones, si su meta está asociada a abandonar un hábito, es más efectivo reducir la frecuencia del mismo y vivir cada día con su afán. 
 
No se apresure con sus metas: Lo ideal es tener metas que tengan tiempo para cumplirse y no afanarse por hacer el check list rápido. Lo importante es pensar que se tiene un plan de acción que tiene un paso a paso y que necesita de constancia y disciplina.

Finalmente, saber que estas metas planteadas para el nuevo año son reales y que se ajustan al plan global personal. “Enfocarse en impulsar las metas para darle una continuidad y reforzar lo que se quiere para la vida”, concluye Gil.

Redacción Vida Sana - Colombia.com