Actualización: Vie, 05 / Nov / 2010 11:33 am
Viernes, 05 / Nov / 2010

A toda vela

Si antes eran el medio de iluminación de nuestros antepasados, hoy las velas son uno de los fetiches de la decoración. Las corrientes de pensamiento orientales las consideran una fuente de energía.

A toda vela

Y en la cultura occidental ya representan un toque distinción para la casa, un elemento de modernidad y un signo de atención hacia nuestro piso. Pero además... están de moda. Observa cómo y de qué manera puedes distribuirlas y cuáles son las mejores.

Además de ser un objeto decorativo que aporta una iluminación peculiar a las estancias, las velas pueden usarse como focos de energía positiva.

Formas

En este caso debes tener en cuenta la forma geométrica que eliges. En el mercado dispones de las siguientes figuras: velas cuadradas, rectangulares, triangulares, cilíndricas, esféricas y en forma de espiral.

A través de las cuadradas, puedes construir una pirámide, situando una sobre otra.

Con las velas esféricas es fácil hacer una combinación de mayor a menor. Ponlas en fila.

Coloca varias velas cilíndricas dentro de un recipiente circular transparente. De esta manera multiplicarás los efectos luminosos.

Colores

Lo que dicta la moda es que las casas de decoración vendan velas en colores rojo; granate; crema y plata. Aunque las clásicas de color hueso siguen manteniéndose. A parte de los tonos que encontrarás en el mercado, ten en cuenta que los artesanos de las velas han añadido a éstas ciertas propiedades olorosas. Ahora las velas aromáticas son lo último.

Nosotras.com