Actualización: Jue, 30 / Sep / 2010 4:12 pm
Jueves, 30 / Sep / 2010

Cómo usar los aceites esenciales

Algunos consejos prácticos que te ayudarán a beneficiarte de las propiedades de las esencias.

Cómo usar los aceites esenciales

Para usar los aceites esenciales es conveniente conocer que siempre es mejor el uso de los aceites puros, que no contengan diluyente ni excipientes porque tienen una mayor efectividad aunque a veces se los deja de lado porque resultan ser más caros.

También pueden usarse productos de aromaterapia que contienen aceites esenciales y además tienen la misma efectividad.

Siempre hay que usar solo unas gotas en poca cantidad porque se dañan con el aire ambiente y además hay que guardarlos en un lugar oscuro y fresco.

También es conveniente no aplicarlos sobre la piel porque pueden producir irritaciones salvo el aceite de árbol de té ya que ayuda a secar los granos.

Tampoco es aconsejable la exposición al sol luego de haberlos usado como tópico. Las mujeres en estado de embarazo no pueden usarlo para los masajes. En este sentido para los masajes hay que diluir el aceite esencial en aceite de almendras o de germen de trigo de masajes y luego hacer fricciones sobre la piel en las zonas donde exista el dolor.

Si se desea usarlos como refrescante de ambiente se coloca en un frasco con atomizador una mezcla de diez gotas del aceite esencial con agua destilada.

Si queremos usar un aceite esencial para el baño, llenamos la bañera con agua tibia, teniendo cuidado que no esté caliente porque irrita y evapora los aceites, vertimos un aceite esencial calmante o sensual y permanecemos cerca de veinte minutos con los ojos cerrados y una vela encendida mientras respiramos con calma para que nos dé un efecto relajante.

Si queremos aromatizar la casa vamos a encender barritas de incienso o si usamos un quemador colocamos el aceite por arriba y la velita por debajo para que el calor difunda el aroma.

Como uso descongestionador en vahos se coloca a calentar agua con unas gotas de aceite de eucaliptos, tapamos la cabeza con una toalla mientras inhalamos por unos quince minutos.


Espaciomujer.net