Actualización: Lun, 17 / Ene / 2011 1:53 pm
Lunes, 17 / Ene / 2011

Las nuevas técnicas de rejuvenicimiento

Conozca aquí algunas alternativas que le harán consiguir un cambio visible y un efecto de rejuvenecimiento que perdura a lo largo de los años.

Las nuevas técnicas de rejuvenicimiento

Sin duda alguna, la cirugía plástica ha evolucionado mucho en la última década, y las intervenciones  que años atrás suponían largos periodos de recuperación o convalecencia, han visto reducido drásticamente ese tiempo de  postoperatorio, gracias al desarrollo de técnicas mínimamente invasivas.

Ahora  se practican intervenciones estéticas en los ojos, que con una incorporación casi inmediata a la vida habitual, consiguen un cambio visible y un efecto de rejuvenecimiento que perdura a lo largo de los años.


Blefaroplastia cutánea superior: Uno de los motivos de consulta más frecuentes, dentro de la cirugía plástica de la zona ocular, es el exceso de piel, que aparece con el paso de los años, en el parpado superior, y que en ocasiones se manifiesta a edades tempranas, como uno de los primeros signos de envejecimiento.

La extirpación del exceso de piel se realiza bajo anestesia local, de forma ambulatoria, permitiendo al paciente incorporarse a su actividad habitual al día siguiente de la intervención,  y obteniendo un resultado de forma inmediata.

Tras la intervención, quedan unos pequeños puntos que se retiraran a los 5 días sin dejar apenas marcas visibles.


En otras  ocasiones, el problema es simplemente alegrar y rejuvenecer ligeramente la mirada. “En estos casos recomiendo la elevación de la cola de la ceja”, afirma el Doctor Federico Mayo. Una pequeña incisión en la zona externa de la ceja y un punto de sutura, que a los pocos días es imperceptible, bastan para obtener resultados asombrosos”, asegura este cirujano. Esta técnica se realiza con anestesia local.


Beflaroplastia no quirúrgica Tridimensional: “Se utiliza en aquellos casos en los que hay poca flacidez y pocas bolsas” nos explica el Doctor González Vidal. En estos pacientes, el doctor inyecta grasa propia o ácido hialurónico y vitaminas, para retensar la piel del párpado superior o eliminar las bolsas y ojeras leves.

El Thermage: Se trata de un nuevo sistema de radiofrecuencia con tecnología patentada que, bajo el efecto del calor, contrae las fibras de colágeno existente y estimula la formación de colágeno nuevo, durante los seis meses posteriores a la aplicación del tratamiento.

Su nuevo aplicador específico para la zona ocular permite trabajar este área tan delicada y reducida y es prácticamente indoloro. Tras una única sesión,  se constata un rejuvenecimiento integral de la mirada, los párpados se elevan, las bolsas y las patas de gallo y arrugas se reducen considerablemente. Sus resultados duran hasta tres años, sin necesidad de retoques.

Hoymujer.com