Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

¿Cómo aprovechar la energía de la Luna nueva? Ritual para mejorar el amor propio

Para fortalecer el amor propio y aprender a controlar las emociones, puedes hacer este poderoso ritual de Luna nueva; te mostramos lo que necesitas y el paso a paso.

Luna nueva de junio: haz este poderoso ritual para aprovechar su energía. Foto: Shutterstock
Luna nueva de junio: haz este poderoso ritual para aprovechar su energía. Foto: Shutterstock

Para fortalecer el amor propio y aprender a controlar las emociones, puedes hacer este poderoso ritual de Luna nueva; te mostramos lo que necesitas y el paso a paso.

Cuando hablamos de las energías de una Luna nueva, probablemente lo primero que se viene a nuestra mente son los nuevos comienzos, pues esto es lo que representa y puede fortalecer en la vida de una persona; sin embargo, muchas veces enfocamos esta idea de forma errónea, ignorando que lo primero que necesitamos para emprender un nuevo camino es fortalecernos a nosotros mismos desde el interior.

Y es que, aquello a lo que llamamos amor propio es indispensable para tener la sabiduría, la capacidad y el empuje para poder enfrentar lo que esté por venir, sin importar si viene acompañado de algunos obstáculos, y es esta la razón principal por la que se hace necesario fortalecerlo; para ello, se debe tener un buen control sobre las emociones, sentimientos y pensamientos, lo cual se logra mediante la nutrición de la mente, el cuerpo y el espíritu.

Por fortuna, esta fase de la luna puede ayudarte a trabajar en ello, y si sabes aprovechar sus energías podrás usarlas a tu favor. Es por esto que hoy te enseñamos el paso a paso de un poderoso ritual que puedes hacer en Luna nueva para mejorar tu amor propio o autoestima, compartido por expertos en el portal ‘Soy Espiritual’.

¿Qué necesitas?

  • Hierbas secas, incienso, campanas, o cualquier otro elemento de limpieza energética
  • 1 espejo
  • 1 lapicero
  • 1 hoja

Instrucciones

  • Lo primero que debes hacer es limpiar tu aura y purificar las energías que se encuentran en el entorno, para lo cual vas a utilizar elementos que cumplen esta función, como hierbas secas, incienso, campanas, entre otros.
  • Mientras lo pasas por todo tu cuerpo vas a recitar la siguiente oración: “Desde la parte superior de mi cabeza hasta la punta de mis pies, restauro y recargo el campo energético de mi cuerpo. Mi aura está fortalecida y restaurada. Brilla como los rayos de un millón de soles. Irradio paz desde el interior de mis huesos. La bondad brilla a través de mi sonrisa y mis ojos, y me siento elevada y sostenida por mi divinidad interior. Gracias. Gracias. Gracias”.
  • Luego, lo pasarás por todo el ambiente, recitando lo siguiente: “De esquina a esquina esta habitación está limpia de todas y cada una de las energías que ya no están de acuerdo con mi bien más elevado. Este espacio está ahora lleno de amor, paz, alegría, curación y abundancia. Que este espacio esté siempre protegido y que todos los que entren en él sean bendecidos, incluido yo mismo. Gracias. Gracias. Gracias”.
  • Posteriormente pasarás a la meditación, con lo cual vas a fortalecer tu vibración y fortalecerás tu campo energético; puedes utilizar música de fondo para mejorar tu concentración y para sentirte en paz.
  • Cuando hayas terminado de meditar, vas a tomar un espejo y observarás tu reflejo durante algunos minutos, dejando a un lado el plano físico e intentando ver más allá, imaginando lo que sería tu alma.
  • Tras algunos minutos, debes decirte algo cariñoso sin dejar de observarte en el espejo, lo que sientas la necesidad de mencionar en ese momento con palabras amables, reconociendo cualquier dolor que puedas sentir en tu interior.
  • Envuelve los brazos alrededor de tu cuerpo para darte a ti mismo un gran abrazo, mientras mencionas lo siguiente: “Eres un ser amoroso, radiante y magnífico. Sé que has pasado por mucho y has visto mucho. Sé que tienes tantos obstáculos que aún sientes que debes superar. Pero lo estás haciendo muy bien. Mientras mis brazos te envuelven, me llevo tu dolor y tus luchas. Estamos juntos en esto, y estoy aquí para ti. Te veo, te escucho y te quiero. Puede que no siempre lo mostremos el uno al otro, pero yo soy tú, tú eres yo, y estamos en esto como Uno. Siempre estaré aquí para ti. Siempre estaré aquí para abrazarte pase lo que pase. No me importa si te equivocas o aciertas, sólo confío y creo en ti, y sé que siempre llegarás a donde tienes que estar”.
  • Finalmente, debes coger un lapicero y escribir en una hoja 10 cosas que te propones para ser más cariñoso y solidario contigo mismo. Este papel debes dejarlo en un lugar visible, donde puedas tomarlo frecuentemente para leerlo a lo largo del mes lunar.

Artículos Relacionados

+ Artículos