Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Día de Acción de Gracias: oración a Dios para agradecer por todas sus bendiciones

El Día de Acción de Gracias se celebra solo en algunas naciones, pero en cualquier lugar del mundo puedes rezar esta oración para agradecer a Dios por todo lo que tienes en tu vida.

Acción de Gracias: oración para agradecer por todo lo que tienes en tu vida. Foto: Shutterstock
Acción de Gracias: oración para agradecer por todo lo que tienes en tu vida. Foto: Shutterstock

El Día de Acción de Gracias se celebra solo en algunas naciones, pero en cualquier lugar del mundo puedes rezar esta oración para agradecer a Dios por todo lo que tienes en tu vida.

Diferentes países, como Estados Unidos y Canadá, suelen celebrar el Día de Acción de Gracias, el cual se da este 24 de noviembre; se trata de una festividad de origen cristiano en el que las personas aprovechan para, como su nombre lo indica, agradecer por todas las bendiciones que se han recibido a lo largo del año, para lo cual suelen reunirse con sus seres queridos para compartir una abundante cena.

Sin embargo, no importa si estás en alguna de dichas naciones o no, pues puedes aprovechar este día especial o cualquier otra fecha para agradecer a Dios por todo lo que ha puesto en tu camino; para que puedas hacerlo, hoy te enseñamos una oración de agradecimiento, compartida por el portal ‘Oración Para’.

Oración para agradecer

Padre celestial te doy gracias por tu misericordia, reconozco que eres grande y poderoso, que eres un Dios maravilloso, y cada día tú renuevas mis fuerzas. Vengo ante ti no para pedirte, ni tampoco para quejarme, sino más bien para agradecerte, entro hoy a tu hermosa presencia con acción de gratitud, y te bendigo porque tu fidelidad es para siempre, además de agradecerte quiero presentar ante ti acción de gracias cada día.

Como nos enseña tu palabra, te agradezco porque tú nos das la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo, estoy dispuesta/o a servirte con gratitud en el corazón y alabanzas en mis labios. Desde ahora te alabaré en más y te agradeceré en el tiempo de mi oración, porque ya no me angustiaré por mis necesidades sino que las presentaré delante de ti en oración, ruego y acción de gracias.

Te agradezco Dios por todos los favores que pones en mi camino, por la salud que tengo hoy, te agradezco por mi familia, por la palabra que cada día me das para llenarme de ti, te agradezco por tu amor infinito que me sustenta día tras día ante la adversidad, te doy gracias por las bendiciones que derramas sobre mí y los que me rodean.

Hoy estoy más que agradecido/a por tu bondad, por tu misericordia que es tan grande para con nosotros, te agradezco por el propósito que me has dado y porque tú hiciste nuevos mis caminos, te doy gracias porque la obra en mi vida prospera, aunque el enemigo ruja en contra de mí.

Así como en tu palabra, que es viva y eficaz, dice que los patriarcas de la fe entendieron que la acción de gracias complacía tu corazón, igualmente yo lo haré. Te agradeceré en todo tiempo mi Señor. La gloria es solo tuya mi Dios, por eso te doy gracias por tu inmenso amor, al enviar a Jesús para morir por mis pecados.

Te doy gracias por darme poder del Espíritu Santo para ser testigo de tu amor. Te doy gracias porque aunque fui esclavo/a del pecado soy libre por tu amor, ahora quiero ser obediente a tu palabra y que donde esté tú pongas sobre mí tu favor y  tu gracia.

Te doy gracias porque me permites servir otros para mostrar tu gran amor, porque me conviertes en un/una triunfador/a en Cristo Jesús; te doy gracias porque tú nos provees y no nos limitas de obtener tus riquezas, por los recursos que tengo en mis manos; te doy gracias porque me das sabiduría, fuerza y revelación.

Te agradezco mi Señor Jesús porque entregaste tu cuerpo y tu sangre en sacrificio; te doy gracias porque me convertiste en tu heredero, me personaste y me das consuelo; te agradezco porque me salvas de mis enemigos, porque les das la victoria a tus hijos, y porque me libras de la muerte.

Te doy gracias porque tú escuchas mi oración, tú eres bueno y tu misericordia es para siempre. Señor sé que te gustan los corazones agradecidos, y quiero tener un corazón siempre agradecido ante ti, que de mañana y de tarde puedas escucharme alabarte y glorificar tu santo nombre. Gracias mi Dios por todas tus bendiciones; en el Poderoso y precioso nombre de Jesús. Amén.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Vida y Estilo

Lo más leído en Colombia.com