Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Oración al apóstol San Andrés para problemas laborales

Ponte en manos del apóstol San Andrés para solucionar tus dificultades laborales y económicas; te enseñamos una oración con la que puedes hacerlo.

Reza esta oración para solucionar problemas laborales y económicos. Foto: Shutterstock
Reza esta oración para solucionar problemas laborales y económicos. Foto: Shutterstock

Ponte en manos del apóstol San Andrés para solucionar tus dificultades laborales y económicas; te enseñamos una oración con la que puedes hacerlo.

San Andrés fue el primer apóstol elegido por Jesucristo y, aunque se desempeñaba como pescador con su hermano Pedro, dejó todo para seguirlo. A él se puede acudir ante cualquier problema o necesidad, solicitando su intercesión ante Dios; es por esta razón que hoy queremos enseñarte una oración, compartida por el portal ‘Oraciones milagrosas y poderosas’, para solucionar dificultades laborales.

Oración para solucionar problemas laborales

Bienaventurado san Andrés, glorioso Apóstol del Señor, que fuiste, junto a san Juan, el primer discípulo de Jesús y cuando el Divino Maestro te dijo: "ven conmigo" dejaste todo y seguiste fielmente sus pasos para "ser pescador de hombres" junto a tu hermano Pedro, a ti san Andrés te pido estés a mi lado, guíame y acompáñame en mi lucha diaria.

Auxíliame para que se abran las puertas a mi paso, dame conocimiento y lléname de fortaleza para encontrar el mejor camino y la mejor oportunidad que me lleve a cambiar mi situación laboral y económica. Tú que presenciaste la mayoría de los milagros de Jesús y viste la multiplicación de los panes y los peces, pide por mis muchas necesidades y falta de recursos, para que en breve se resuelvan mis problemas.

San Andrés, hombre de fe y esperanza, que lleno del Espíritu Santo llevaste la Palabra a las gentes y siempre ayudaste a los demás para que se sintieran felices, haz que yo consiga la paz y tranquilidad en mi vida, te pido seas benévolo y me auxilies en mi duro caminar para que reciba de Jesús la bendición de un buen empleo y mejore mi agobiante situación económica.

Tú que fuiste portador del bien, la justicia y la verdad acomoda las cosas en mis caminos para que se allanen y no encuentre obstáculos, y consiga un buen desarrollo económico y profesional, pues a pesar de todas las gestiones que he realizado no encuentro el trabajo, o negocio, que con afán busco y las necesidades en mi hogar son graves y urgentes.

Bríndame prosperidad, progreso, suerte y éxito para que encuentre la forma de conseguir salir de la ruina y pueda hacer frente a todas las deudas y carencias, haz que llegue a mi hogar la estabilidad y el bienestar, haz que se termine tanta preocupación y sufrimiento, san Andrés, con todo mi ser solicito tu ayuda para: (decir ahora lo que se desea obtener).

Yo no pierdo la esperanza, no tengo duda de tu poder, sé que por tu eficaz mediación me llegará la ayuda de Dios, y mis problemas laborales y mis necesidades financieras muy pronto serán aliviados y resueltos satisfactoriamente.

San Andrés, confío en tu asistencia santa, tú que encontraste a Jesús en tu camino y tuviste la gran dicha de estar a su lado en la tierra, ahora que disfrutas de Él en el Paraíso Eterno, pídele me ayude en mis graves adversidades, sé que contando con su apoyo y sus bendiciones todo será más fácil y más llevadero en mi vida y mis intentos, mis esfuerzos tendrán buena respuesta y podré tener un buen trabajo y una economía saneada que aportará tranquilidad y seguridad a mi presente y dará un mejor y próspero futuro a los míos.

Querido Apóstol san Andrés, siempre fiel y dispuesto, que entregaste tu vida a Jesús y por Él moriste en la cruz, también te pido me enseñes a seguirlo con prontitud y a conocer y practicar más su Palabra, enséñame a reconocer en Él al amigo y el hermano y a buscarle con más frecuencia y no solo en las desdichas, ayúdame a tenerle siempre presente en mi corazón y a proclamarle con decisión mi Rey y Señor. Por Jesucristo nuestro Señor, que junto al Padre y al Espíritu Santo, reina hoy y por toda la eternidad. Así sea.

Artículos Relacionados

+ Artículos