Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Oración a Santa Teresa de Ávila para arreglar problemas de pareja

Arregla cualquier diferencia que tengas con tu pareja y sana tu relación amorosa, con esta hermosa oración dedicada a Santa Teresa de Ávila.

Reza esta poderosa oración para arreglar los problemas con tu pareja. Foto: Shutterstock
Reza esta poderosa oración para arreglar los problemas con tu pareja. Foto: Shutterstock

Arregla cualquier diferencia que tengas con tu pareja y sana tu relación amorosa, con esta hermosa oración dedicada a Santa Teresa de Ávila.

Santa Teresa de Ávila, también conocida como Santa Teresa de Jesús, es una de las Doctoras de la Iglesia y fundadora de las carmelitas descalzas; además, también se caracterizó por ser una gran escritora, lo cual se ve reflejado en numerosos textos, poemas y hasta oraciones de su autoría, que reflejaban su profundo amor a Dios.

A ella suelen recurrir muchas personas en problemas de sueño, cuando están en búsqueda de tranquilidad, al iniciar nuevos emprendimientos, en medio de las dificultades, ante enfermedades y cualquier tipo de situación angustiosa, incluso las que provienen del ámbito sentimental; por eso, hoy te enseñamos una plegaria para solucionar problemas con la pareja, compartida por el portal ‘Oraciones de los Santos’.

Oración para arreglar problemas de amor

Santa madre Teresa de Jesús, tú que te pusiste totalmente al servicio del amor, enséñanos a caminar con determinación y fidelidad en el camino de nuestra vida sentimental, y concédenos por tu poderosa intercesión que nuestras muchas dificultades sean resueltas.

Santa Teresa, esposa virgen del Señor, especialmente amada del Crucificado y reconocida doctora de la Iglesia, te pedimos por nuestras dificultades de amor, ayúdanos a solucionar los difíciles problemas por los que hoy pasa nuestra pareja

¡Oh amada en Jesucristo y de su querida Madre!, ¡gloriosísima Santa Teresa de Jesús!, que fuiste inspirada por el Padre Eterno para reformar la Sagrada Orden del Carmen, fuiste espejo de castidad y pureza, de virtud, y siempre estuviste llena y entregada en el amor de Él.

Madre Teresa de Ávila, a ti acudimos con ilusión buscando tu comprensión y tu caridad; tú que antepusiste todo en tu vida para ser la esposa fiel del Crucificado, y seguir el camino de la humildad, de la virtud, de la obediencia y de la auténtica pobreza para gozar del verdadero camino hacia la perfección, de la oración interior y del compromiso, sé mi patrona y abogada, ruega por mí ante el Señor.

Con la atención puesta en el Señor Dios Trinidad, siempre presente en lo más íntimo de nuestro ser, ayúdanos, fortalece en nosotros el amor, danos nuevas energías para renovar la pasión, aléjanos de terceras personas que nos separan, haz que volvamos a sentir el uno hacia el otro todo aquello que una vez nos unió.

A Santa Teresa de Ávila se le conmemora el 15 de octubre. Foto: Twitter @Santa_Palabra

Haz que nada ni nadie se interponga en nuestra relación, que nos entreguemos el uno al otro sinceramente, sin reproches, sin infidelidades ni discusiones, que caminemos juntos por el sendero del amor y nuestra familia esté unida y, bajo la bendición del Señor, en especial medida para que podamos arreglar lo que nos aleja cada vez más, lo que nos separa y no permite que seamos felices: (realiza tu petición).

Oh gloriosa Santa Teresa, mujer fuerte y entregada, bendice nuestro matrimonio, nuestra unión y consigue que se remedien desde hoy y para siempre, nuestros serios y graves problemas, alivia las angustias y penas por las que hoy pasamos, aleja los celos y rencores, la desconfianza, los reproches, las discusiones, las infidelidades que tanto dañan nuestra relación, no permitas que nadie se interponga en nuestro amor.

Santa Teresa, llena de amor incondicional, concédeme aliento, paciencia, fortaleza y tesón para seguir luchando por mi matrimonio, a pesar de todos los obstáculos que hay en nuestra unión; dame esperanza en las aflicciones, alcánzame de Jesús los favores que pido y haz que con tu eficaz auxilio pueda superar las dificultades de esta vida y merecer, llegado el día, el descanso sin fin del Cielo. Te lo pedimos por la inmensa confianza que tenemos en Jesucristo, nuestro hermano, amigo y Señor. Amén.

Artículos Relacionados

+ Artículos