Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Poema y oración a Santa Teresa de Ávila para los tiempos difíciles

Santa Teresa de Ávila, la doctora de la iglesia, nos enseña a vivir una vida de oración y a superar los tiempos difíciles con fe, mediante este hermoso poema y esta poderosa oración.

“Nada te turbe”: El sagrado poema que te ayudará a superar momentos difíciles. Foto: Shutterstock
“Nada te turbe”: El sagrado poema que te ayudará a superar momentos difíciles. Foto: Shutterstock

Santa Teresa de Ávila, la doctora de la iglesia, nos enseña a vivir una vida de oración y a superar los tiempos difíciles con fe, mediante este hermoso poema y esta poderosa oración.

Por lo general, solemos poner toda nuestra vida y cada una de nuestras labores en manos de Dios, no obstante, cuando llegan las adversidades es común que algunos terminen apartándose de su lado y vean debilitada su fe, al ver que las cosas no salen como lo esperaban; no obstante, estas son solo pruebas del Señor para verificar nuestra lealtad hacia él, por lo cual solo basta con tener fortaleza y voluntad.

Un claro ejemplo de ello lo da Santa Teresa de Ávila, la primera doctora de la iglesia y fundadora de las Carmelitas Descalzas, quien a pesar de tener que atravesar por diferentes adversidades físicas que intentaban alejarla del camino de fe, siempre encontró la manera de regresar para continuar con la voluntad de Dios. 

Por ende, hoy te dejamos un hermoso poema escrito por ella misma, ya que también es considerada la primera escritora en lengua castellana, y una poderosa oración para solicitar su intercesión; de esta forma podrás superar los tiempos complicados con sabiduría y mucha devoción.

@DesdeLaFeMx

Hoy celebramos a Santa Te...

Ver tweet completo

Poema - “Nada te turbe”

Nada te turbe, nada te espante
Todo se pasa, Dios no se muda.

La paciencia todo lo alcanza;
Quien tiene a Dios nada le falta: Sólo Dios basta.

Eleva el pensamiento, al cielo sube,
Por nada te acongojes, nada te turbe.

A Jesucristo sigue con pecho grande,
Y, venga lo que venga, nada te espante.

¿Ves la gloria del mundo? Es gloria vana;
Nada tiene de estable, todo se pasa.

Aspira a lo celeste, que siempre dura;
Fiel y rico en promesas, Dios no se muda.

Ámala cual merece bondad inmensa; 
Pero no hay amor fino sin la paciencia.

Confianza y fe viva mantenga el alma,
Que quien cree y espera todo lo alcanza.

Del infierno acosado aunque se viere,
Burlará sus furores quien a Dios tiene.

Véngale desamparos, cruces, desgracias;
Siendo Dios su tesoro, nada le falta.

Id, pues, bienes del mundo; id dichas vanas,
Aunque todo lo pierda, solo Dios basta.

“Vuestra soy, para Vos na...

Ver tweet completo

Oración a Santa Teresa de Ávila

Oh, Santa Teresa, Virgen seráfica, querida esposa de tu Señor crucificado, tú, quien en la tierra ardió con un amor tan intenso hacia tu Dios y mi Dios, y ahora iluminas con una llama resplandeciente en el paraíso, obtén para mí también, te lo ruego, un destello de ese mismo fuego ardiente y santo que me ayude a olvidar el mundo, las cosas creadas, aún yo mismo, porque tu ardiente deseo era verle adorado por todos los hombres.

Concédeme que todos mis pensamientos, deseos y afectos sean dirigidos siempre hacia la voluntad de Dios, la bondad suprema, aun estando en gozo o en dolor, porque Él es digno de ser amado y obedecido por siempre. Obtén para mí esta gracia, tú que eres tan poderosa con Dios, que yo me llene de fuego, como tú, con el santo amor de Dios. Amén.

Artículos Relacionados

+ Artículos