Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Pastor pidió que lo enterraran vivo para poder resucitar como Jesús

Intentando recrear el milagro de la resurrección de Jesús, pastor pidió a sus feligreses que lo enterraran vivo y regresaran en tres días; cuando volvieron y lo sacaron de la fosa, ya había fallecido.

Quiso ser como Jesús: pastor pidió a sus feligreses que lo enterraran vivo para resucitar. Foto: Shutterstock
Quiso ser como Jesús: pastor pidió a sus feligreses que lo enterraran vivo para resucitar. Foto: Shutterstock

Intentando recrear el milagro de la resurrección de Jesús, pastor pidió a sus feligreses que lo enterraran vivo y regresaran en tres días; cuando volvieron y lo sacaron de la fosa, ya había fallecido.

Ha quedado más que claro que los extremismos han sido uno de los principales problemas en la sociedad, bien sea en un ámbito cultural, político o ideológico; de hecho, sobre este último, son muchas las personas que han llegado a aferrarse tanto a una religión y a quien consideran como su Dios, que son capaces de hacer lo que sea por demostrar su fe, por ser dignos de determinado privilegio o cualquier otra idea propia de lo que profesan.

Este, precisamente, fue el caso de James Sakara, un pastor cristiano que pidió a sus feligreses que lo enterraran vivo para poder resucitar a los tres días, como lo hizo Jesús, frente a todas las personas que lo seguían; no obstante, lo que en un principio parecía ser una interesante idea que demostraría que podía recrear el milagro hecho por el Mesías, terminó costándole la vida.

Sus seguidores lo desenterraron y lo encontraron muerto. Foto: Twitter @TvDaima

Los hechos se dieron en Lusaka, capital de Zambia, en África, pero rápidamente le dieron la vuelta al mundo; este hombre, de tan solo 22 años de edad, comenzó a plantear la idea de que él mismo podría resucitar como lo hizo Jesucristo, si tenía fe, en una ceremonia en la cual compartía con otras personas una reflexión sobre la crucifixión y la resurrección, tal como lo revela el diario ‘The Maravi Post’.

Seguido de esto, eligió a tres de sus feligreses, a quienes les encomendó una importante labor: debían cavar una tumba, atar sus manos y taparlo por completo con tierra; estas personas, además, recibieron la orden de solo volver a visitar la fosa pasados tres días, el cual sería el momento en el que Sakara “resucitaría” en frente de todos.

Sin embargo, al evidenciar que no sucedía nada de lo que este pastor prometió, procedieron a desenterrarlo pero, desafortunadamente, ya había fallecido por falta de aire, y a pesar de que intentaron reanimarlo con primeros auxilios y hasta ejercicios espirituales, no pudieron salvarle la vida. Uno de los sujetos que colaboró en este suicidio se entregó a las autoridades, mientras que los otros dos aún son prófugos de la justicia, según información de medios internacionales.

Los comentarios por parte de los usuarios no se hicieron esperar, luego de que la historia se replicara en redes sociales y la conocieran personas de diferentes países; “al menos realizo esa locura él solito… Otro "Falso Mesias" hubiera convencido a toda su iglesia a realizar esta actividad”, “esas personas fanáticas en todo lugar, son unos locos, desequilibrados” “le faltó fe”, y “¿nadie le dijo al pastor q Jesucristo es UNICO y es hijo de Dios?”, fueron algunas de las reacciones.

Artículos Relacionados

+ Artículos