Colombia.com Bogotá Lunes, 03 / Abr / 2017

Viacrucis: Estación 8, Jesús y las mujeres de Jerusalén

El Viacrucis es también conocido como "Vía Dolorosa", se trata de un camino de oración que busca adentrarnos en la meditación de Jesucristo en su camino al Calvario.

Viacrucis: Estación 8, Jesús y las mujeres de Jerusalén

VIII Estación: Jesús y las mujeres de Jerusalén

Es la llamada al arrepentimiento, al verdadero arrepentimiento, a pesar, del mal cometido. Jesús dice a las hijas de Jerusalén que lloran su vista: «No lloréis por mí; llorad por vosotras mismas y por vuestros hijos» (Lc 23,28). No podemos quedarnos en la superficie del mal hay que llegar a su raíz, a las causas, a la más honda verdad de la conciencia.

Esto es justamente lo que lo que quiere darnos a entender Jesús cargado con la cruz, que desde siempre «conocía lo que en el hombre había» (Jn 2,25) y siempre lo conoce. Por esto El debe ser en todo momento el más cercano testigo de nuestros actos y de los juicios que sobre ellos hacemos en nuestra conciencia. Quizá nos haga incluso que estos juicios deben ser en todo momento ponderados, razonables, objetivos -dice:«No lloréis»-; pero al mismo tiempo, ligados a todo cuanto esta verdad contiene: no los advierte porque El es que lleva la cruz. 

Señor, ¡dame saber vivir y andar en la verdad!

Te puede interesar: YouTube: Oración para los enamorados

Oración día 8

En medio de su dolor, Jesús no deja de preocuparse por la pena de aquellas mujeres.  Por las veces en que me he dejado abrumar tanto por mis problemas, que me he olvidado de los sufrimientos de los que me rodean o se han acercado a mí.      

Perdón, Señor, perdón. Te adoramos, Cristo y te bendecimos, porque por tu santa Cruz redimiste al mundo. (Padre Nuestro, Ave María y Gloria)

Colombia.com