Colombia.com Bogotá Sábado, 02 / Jun / 2018

Aceite de coco, un gran aliado de belleza

Conoce los beneficios del aceite de coco y las maneras en qué puedes sacarle provecho. 

Aceite de coco, un gran aliado de belleza
Foto: Shutterstock

Desde que Gisele Bundchen, Alessandra Ambrosio o Gwyneth Paltrow confesaran las virtudes y bondades del coco para preservar su belleza, han aflorado toda una serie de productos y tratamientos elaborados con esta fruta tropical como ingrediente principal.

Nutricionistas y especialistas en alimentación consideran el aceite de coco como el más sano que existe y lo asocian a una alimentación equilibrada, siempre beneficiosa para nuestra salud

El coco, como alimento es rico en fibra y sales minerales con un alto valor calórico. “Como cosmético tiene importantes propiedades hidratantes”, explica Leticia Carrera, especialista en bioquímica y nutrición y directora del centro de belleza y estética Felicidad Carrera.

De esta fruta tropical, además de su blanca carne, se puede aprovechar su agua, un zumo que desde hace mucho tiempo se utiliza en bronceadores, champús y otros productos de belleza. “Posee propiedades antibacterianas y combate los radicales libres”, dice Carrera.

Precisamente, Jessica Oldfield, autora del libro “Aceite de coco” (Ed. Lunwerg), abre un apartado de belleza, dentro de la variedad de oferta gastronómica que ofrece, para incluir distintas propiedades del coco como mascarilla para el cabello o mascarilla facial hidratante; además de incluir sus propiedades como exfoliante facial antioxidantes, exfoliante corporal o como liberador de halitosis al considerarlo un enjuague bucal depurativo, una manera de aprovechar los beneficios del aceite del coco con recetas sencillas, que se pueden preparar en casa.

Preparaciones

Oldfield propone una mascarilla para el cabello con dos cucharadas soperas de aceite de coco y una cucharadita de café de hojas de romero, un compuesto para nutrir el cabello seco.

El aceite de romero calma el cuero cabelludo y fortalece los folículos pilosos, para extraerlo hay que machacar en un mortero el romero para extraer el aceite y añadirle el aceite de coco. Antes de aplicarlo de la raíz a las puntas hay que masajear el cuero cabelludo y dejar reposar sobre el cabello 20 minutos.

La mascarilla facial hidratante está compuesta por dos cucharadas de café de harina de coco, otra de zumo de limón, y un cuarto de flores de lavanda ecológica; además de dos cucharadas soperas de miel ecológica y de aceite de coco. Oldfield recomienda extender la mascarilla por el rostro limpio y seco, evitando la zona de los ojos. La mascarilla se conserva dos ó tres días en el frigorífico.

La autora del libro también propone un exfoliante facial antioxidante con aceite de coco con media cucharada de café de canela molida, oro tanto de nuez moscada, que posee propiedades antibacterianas y favorece la eliminación de imperfecciones cutáneas, además de reducir las marcas provocadas por el acné, un cuarto de fengreco en polvo, 40 gramos de arándanos azules y una cucharada sopera de aceite de coco.

Además de sus favorables beneficios para la piel, el aceite de coco es una de las técnicas ancestrales de la medicina ayurvédica como enjuague bucal, pues permite eliminar las toxinas y mejorar la salud bucal, teniéndole a él como único ingrediente.  

El tratamiento consiste en poner el aceite en la boca y hacerlo circular durante 20 minutos y moverlo de delane hacia atrás hasta que se vuelve blanco, lo que “indica que ya no quedan bacterias”. Después hay que enjuagarse la boca y cepillarse los dientes.

Según ha revelado en varias ocasiones, Kim Kardashian utiliza el aceite de coco como mascarilla capilar, mientras que Jennifer Anniston consiguió perder peso con la dieta del coco.

Poppy Delevingne lo usa a modo de mascarilla de noche cuando se nota que su piel no está totalmente hidratada y la modelo Pooja Mor los utiliza a modo de mascarilla capilar mientras duerme.

Te puede interesar: Pamela Anderson “fanática” del aceite de coco

Adiós a las células muertas

En el centro de belleza Chi Spa se puede disfrutar de un tratamiento corporal a base de coco. Comienza con una exfoliación con el fin de arrastrar las células muertas, un protocolo ideal para hacer frente a la exposición solar.

Estas maniobras de arrastre, que se ejecutan durante 25 minutos en todo el cuerpo, están destinadas a eliminar las células muertas, desincrustar, limpiar en profundidad, suavizar, aportar tersura, iluminar y activar la circulación.

Este trabajo corporal, donde únicamente intervienen las manos, se realiza con el aceite de coco orgánico, rico en ácidos grasos saturados, por lo tanto muy hidratante, ideal para pieles secas y descamadas por su contenido en vitaminas E, de acción antioxidante y de ciertas vitaminas hidrosolubles del grupo B, necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo celular.

Con cocos cultivados en Tailandia, el centro de belleza Chi Spa trabaja la piel con Evanesce Crème, “un producto con un importante poder para limpiar, hidratar y nutrir la cara y las manos”, expresan los responsables de este centro.

El aceite de coco virgen es excelente par aumentar la fuerza y la vitalidad del pelo, además de proporcionar “una luminosidad inigualables”, añaden.

Este productos también sirven para calmar e hidratar los labios, además de funcionar como desmaquillador, antiséptico o como tratamientos de dermatitis en bebés provocada por el pañal.

“El aceite de coco es un gran hidratante tanto para el rostro como para el cuerpo, fantástico para que la piel se fortalezca”, cuenta la esteticista Carmen Navarro, quien asegura que también es bueno para combatir las estrías, ya que al nutrir aumenta la elasticidad en la piel”

La nueva cosmética estudia e investiga las propiedades del coco, gracias al secreto de belleza de las mujeres polinesias que ahora se concentra en Monoï de Tahití, un aceite ancestral elaborado artesanalmente con pulpa de coco y flor de Tiaré

Una receta con más de dos mil años que se elabora con doce capullos de flores frescas de Tiaré cortadas al amanecer y maceradas en un litro de aceite de coco como mínimo durante diez días.

Con ácidos grasos omega 6 y 9, ácido láurico y tocoferol, el aceite de Monoï cuida la piel y el cabello hidratando, reparando, protegiendo, relajando y limpiando. El auténtico Monoï de Tahití se solidifica cuando la temperatura es inferior a 24ºC.

El exfoliante Exfonat de AMI IYÖK es un limpiador natural capaz retirar las células muertas y oxigenar la piel con los oligoelementos naturales del bambú y el aceite de coco.

La firma Yves Rocher tiene una leche corporal de coco de Malasia, un fórmula que hidrata el cuerpo y ofrece cada día, un auténtico momento de placer.

De textura ligera y enriquecida con nuez de coco de Malasia, esta hidratante penetra rápidamente dejando la piel sedosa y perfumada.

Muchas personas, también utilizan el aceite de coco como aliño para verduras y ensaladas, ya que es rico en ácido láurico que tiene el don de fortalecer el sistema inmune y posee altos niveles de antioxidantes y nutrientes.

La calidad del aceite de coco varía de la misma manera que el aceite de oliva, depende de la variedad y de donde se cultive la palma.

EFE