Colombia.com Bogotá Lunes, 22 / Abr / 2019

Razones para usar un tratamiento nocturno para el cabello

¿Tienes el cabello dañado y por más que usas remedios caseros, nada te sirve? Dentro de las tendencias para la recuperación del cabello se encuentran los tratamientos nocturnos reparadores. ¡Aquí te explicamos!

Razones para usar un tratamiento nocturno para el cabello
Las ventajas de cuidar bien el cabello. Foto: ShutterStock

Cuando estamos en un momento en que hay un tratamiento para cada tipo de cabello y sumamos la falta de tiempo para cuidarlo, la mejor solución es el tratamiento nocturno. ¿Cómo se usa y cuáles son las ventajas de irnos por esta opción?

Este tratamiento es perfecto para el cabello que ha perdido fuerza, que se encuentra severamente dañado y que tiene las puntas abiertas. Se aplica una pequeña cantidad en la zona a reparar justo antes de dormir, así se puede asegurar por lo menos 6 horas de actuación.

Te puede interesar: Secretos para tratar a una persona arrogante.

Uno de los nuevos tratamientos reparadores nocturnos es Satinique de Amway, que ha sido creado para curar el cabello dañado, reseco y rebelde. Este tratamiento cuenta con una fórmula de rápida absorción que trabaja mientras descansas y que no deja residuos en la almohada.

Uno de los beneficios de este tratamiento es que el cabello se vuelve sedoso y se vuelve más manejable con un uso de tres veces a la semana.

Pero, ¿qué contienen estos tratamientos reparadores que son tan recomendados por los expertos? El Satinique está compuesto por extractos botánicos de granada y semilla de uva que ayudan no solo a revitalizar el cabello opaco y reseco sino a sellar las puntas.

Adicionalmente este reparador nocturno combina notas de frambuesa, fresia, magnolia, durazno y té de rosas. Y sí, es perfecto para recuperar el cabello que ha sido sometido a cambios de tinte o a alisados permanentes, pue sno interfiere en el efecto de otros tratamientos.

Si eliges usar un tratamiento reparador nocturno, recuerda que puedes aplicarlo en cabello seco o húmedo, siempre concentrándote en las puntas y que no es necesario enjuagarlo.

Liliana Matos Zaidiza - Colombia.com