Por: Paula Castro • Colombia.com

Fantasma fue grabado en cámara por uno de los guardas de seguridad de un colegio en Medellín

El vídeo fue registrado en San Antonio de Prado en Medellín, luego de que el guarda de seguridad compartiera lo que vivió. 

Fantasma en colegio de Medellín. Foto: Shutterstock
Fantasma en colegio de Medellín. Foto: Shutterstock

El vídeo fue registrado en San Antonio de Prado en Medellín, luego de que el guarda de seguridad compartiera lo que vivió. 

En el país se han registrado varios hechos que engloba el mundo paranormal, desde apariciones en carreteras, cementerios y hasta colegios. Recientemente, un vídeo está rondando en las redes sociales y haciendo que muchos se pregunten si es real o no. 

A pesar de que el vídeo es corto, hay muchas personas cuestionando lo que les hace sentir, se trata de un clip en el que el guarda de seguridad de una institución educativa del corregimiento San Antonio del Prado, en Medellín toma su celular para hacer un registro en vídeo de algo que ha estado viviendo en su trabajo. 

El tenebroso y curioso video fue compartido por el mismo celador y protagonista de la historia que mientras hacía una ronda nocturna comenzó a escuchar varias voces y ruidos dentro de un salón de clases vacío, al parecer estos ruidos los harían entidades sobrenaturales. 

Algo que ha llamado mucho la atención es que a pesar de que el guarda de seguridad está solo en la institución, no huye del lugar como muchos lo habrían hecho, sino que, por el contrario, dice: "No tengo miedo", e incluso intenta entablar conversación con los supuestos fantasmas.

“Se escucha dentro de este salón. Estoy haciendo la ronda y se escuchan muchas personas allá adentro. Está oscuro y cerrado con llave”, dijo el celador.

Cuando este hombre dejó de hablar, suenan al fondo ruidos de voces, lo que para muchos usuarios de redes sociales significa la presencia de fantasmas en este colegio de Medellín, el guarda asegura que no es la primera vez que cuando ha pasado por este salón de clases escucha ruido. 

A pesar de que los supuestos fantasmas no responden a las preguntas del celador, lo cierto es que tampoco se esconden porque siguen haciendo ruido dentro del salón y llegaron a mover algunas sillas, que se supo por el ruido porque aparentemente no se ve nada de movimiento.