Actualización: Mar, 24 / Abr / 2018 2:24 pm
Martes, 24 / Abr / 2018

¿Crees que tu novio es un manipulador? Estas actitudes te lo confirmarán

Hace un tiempo salí con el peor tipo que me he encontrado en la vida. Al principio pensé que era perfecto, pero no era así, solo me chantajeaba para salirse con la suya.

¿Crees que tu novio es un manipulador? Estas actitudes te lo confirmarán
Foto: Archivo

Siempre dije que jamás nos debemos de arrepentir de lo que hacemos, pues siempre nos dejan un aprendizaje. Sin embargo, si hubiera algún capítulo de mi vida que quisiera borrar o eliminar sin duda sería no haber conocido nunca a mi ex novio.

Te puede interesar: Hombre descubre que es estéril después de 35 años y con 9 hijos

Él se llama Franco y lo conocí en la fiesta de cumpleaños de una amiga de la universidad. Me invitó a bailar y empezamos a conversar.

Durante la charla descubrimos que teníamos química y algunas cosas en común. Al día siguiente del cumpleaños de nuestra amiga en común, él me agregó al Facebook y nos fuimos conociendo un poco más.

Franco al inicio fue muy lindo, era un caballero con todas las letras. Los cuatro primeros meses se mostraba maduro, incluso cuando yo me enojaba por algo él esperaba que se me baje el malestar para recién poder aclarar el malentendido.

Pero según iba avanzando la relación fui descubriendo que todo lo que Franco hacía era estudiado para que siempre se saliera con la suya.

1. Son un poco bipolares: Nunca me había pasado de enamorarme o ilusionarme tan rápido con alguien, pero sentía que con él era diferente, y cometí el error de decirle eso a Franco. Cuando teníamos seis meses de relación comenzó el cambio.

Con él ya habíamos armado una rutina, de lunes a viernes hablábamos por WhatsAppo nos llamábamos cuando teníamos un break, porque ambos estudiábamos y trabajábamos, en ese sentido respetábamos las responsabilidades que teníamos.

Los fines de semana siempre la pasábamos juntos. Franco vivía solo y yo con mis padres, así que siempre nos veíamos en el departamento de él.

El cumpleaños de mi mejor amiga cayó un domingo, así que pasé con él todo el sábado y hasta me quedé a dormir, todo iba bien, incluso fue una de las mañanas en las que Franco se levantó más sonriente.

Cuando eran las 12 del día, me comencé a alistar para ir a la casa de mi mejor amiga y almorzar con ella, en ese momento el humor de Franco cambió radicalmente, no parecía el mismo que se había despertado conmigo.

Se había enojado porque no íbamos a pasar todo un domingo juntos, intentó hacerme cambiar de opinión y que deje plantada a mi mejor amiga, pero no cedí.

2. Yo era la egoísta de la relación: Siempre me gustó que Franco fuera detallista. Cuando cumplimos once meses de relación yo le había preparado una cena en su departamento, para así sorprenderlo en nuestro mesario.

Ambos íbamos a hacer un esfuerzo, pues esa fecha cayó miércoles y los dos teníamos un día bastante pesado. Habíamos quedado en vernos en su departamento a las 10 de la noche.

A las nueve, Franco me llama y me dice que se había olvidado de comentarme que ya había quedado con sus amigos para ir a jugar un partido.

En ese momento le reclamé, jamás me hice problemas porque él quisiera salir con sus amigos, pero no el día de nuestro mesario, era una fecha importante.

Franco para variar comenzó a inclinar la balanza para su lado, comenzó a sacarme en cara muchas cosas, que según él me había perdonado, me hizo sentir como si yo solo pensara en mi y no en él, cuando no era verdad.

3. “Nadie me apoya, yo estoy solo en la vida”: Franco y yo duramos un año y medio, en este tiempo nunca conocí a su familia, pero sabía que cuando él necesitaba dinero porque se había excedido en gastos, ellos lo apoyaban.

Sin embargo, cada vez que nos reconciliábamos él me decía que no sabía que iba a hacer si yo no aceptaba regresar con él, pues era la única que siempre lo apoyaba y era en la que más confiaba.

4. Amenazaba con quitarse la vida: Felizmente terminé la relación a tiempo, sin embargo, los tres primeros meses de mi soltería eran un tormento, pues él me llamaba todos los días para decirme que sin mí no era nada, que prefería estar muerto antes de estar sin mí.

Incluso un día utilizó a un amigo para que me digan y me muestren fotos de cómo él estaba deprimido. Como yo seguía firme con mi decisión él volvió a llamarme para decirme que si un día lo encuentran muerto en su departamento sería mi culpa.

Franco jamás me agredió físicamente, pero sí jugó con mis sentimientos, él era experto haciéndome sentir mal. Aunque me alejé a tiempo les cuento mi historia para que ustedes puedan detectar los comportamientos de un manipulador y no caigan en ellos.

Te puede interesar:

La intervención fue realizada por un equipo de nueve cirujanos plásticos y dos cirujanos urólogos

Posted by Colombia.com on Tuesday, April 24, 2018

Fuente: whatthegirl