Actualización: Mié, 26 / Jun / 2013 2:22 pm
Miércoles, 26 / Jun / 2013
Media: 4

Caviar, delicia para sibaritas en el restaurante La Mina del JW Marriott Bogota

Como parte de sus festivales gastronómicos con productos nobles, el restaurante La Mina del hotel JW Marriott Bogota presenta el Festival de Caviar, evento gastronómico que se realizará en julio y girará en torno a este exquisito ingrediente. 

  • Caviar, delicia para sibaritas en el restaurante La Mina del JW Marriott Bogota
    La Mina JW Marriott Bogotá. Foto Oficina de Prensa
  • Caviar, delicia para sibaritas en el restaurante La Mina del JW Marriott Bogota
    La Mina JW Marriott Bogotá. Foto Oficina de Prensa
El restaurante La Mina del hotel JW Marriott Bogota se ha especializado en la realización de festivales gastronómicos con productos nobles, que son importados para estos eventos, con el fin de ofrecerles a los exigentes comensales productos exclusivos y únicos que no se encuentran fácilmente en el mercado local.

El exquisito caviar es el ingrediente elegido para el próximo de estos festivales que se realizará del primero al 31 de julio en La Mina y que sucede a otros eventos realizados en el restaurante en los que la trufa, el foie gras, la centolla y el oro comestible (también considerados como joyas gastronómicas) han sido protagonistas.

Caviar en La Mina
En La Mina se ofrecerán cinco variedades de caviar provenientes de Francia, Bulgaria y China. En estas variedades, en torno a las cuales se creó el menú del Festival, se resalta el característico y fresco sabor a mar del producto con notas de sal.

- Caviar Baeri Royal: este caviar es perfecto para una primera experiencia con el producto. Se caracteriza por su color negro carbón oscuro. Los granos iridiscentes tienen un sabor sedoso y cremoso que recuerda al maíz. Su textura blanda recuerda al esturión sevruga del mar Caspio. Producido en cultivo y proveniente del esturión "Acipenser Baeri". País: Francia.

- Caviar Osciètre Prestige: es un caviar “maravilloso”. Es de color café y tiene un atractivo brillo que asemeja un espejo. Los granos iridiscentes tienen un sabor sedoso, cremoso y a nueces que recuerda al maíz. Producido en cultivo y proveniente del esturión "Acipenser Gueldenstaedti". País: Bulgaria.

- Caviar Osciètre Gold: es un caviar “asombroso”. Este caviar de osetra tiene las mismas codiciadas cualidades del caviar “Oro” de osetra: su color es oro profundo, su textura es firme y su sabor es a nuez con una sutil explosión en la boca. Producido en cultivo y proveniente del esturión "Acipenser Gueldenstaedti". País: Bulgaria.

- Caviar Béluga Impérial: es un caviar “mítico y único”. Este caviar es mágico y espectacular. Sus granos, de un maravilloso color gris, son sofisticados y robustos. El sabor es único: tiene un sutil sabor salado con un final largo y delicado. Las perlas de beluga son las más delicadas. Producido en cultivo y proveniente del esturión "Huso Huso". País: Bulgaria.

- Caviar Kristal: es un caviar “excepcional”. Este caviar tiene todas las cualidades de su homólogo osetra “Oro”: color oro profundo, textura firme y el clásico sabor a nuez con un sutil tono a salmuera. Producido en cultivo: del esturión "Acipenser Schrenki". País: China.

Un producto de alta calidad

El Caviar original es un producto de alta calidad que goza de gran prestigio. Se le da este nombre a los huevos del pez esturión que se encuentra en los ríos y lagos del Este de Europa y centro de Asia y que se destinan al consumo humano. Históricamente, Irán, Azerbaiyán y Rusia han sido los principales productores de Caviar por limitar con el mar Caspio, donde se halla la mayor cantidad y variedad del esturión.

El Caviar más apetecido, y el más costoso, es el que proviene de las variedades beluga, ossetra y sevruga de este pez que se pueden capturar en el Caspio. Precisamente, es la escasa disponibilidad y rareza del pez, acrecentada con el paso de los años por la sobrepesca y factores ambientales, lo que determina el precio del Caviar y también su calidad.

Piscicultura: al rescate del Caviar

Teniendo en cuenta la reducción en el número de peces esturión en ambientes naturales, desde hace varios años se dio origen a su reproducción en cautiverio en países que, en algunos casos, se hallan bastante alejados del escenario natural del esturión como Argentina, Uruguay y Francia. Los esturiones son criados en viveros e inseminados artificialmente cuando llegan a la edad fértil. Luego, los huevos se extraen, limpian y envasan, sin que medie otro proceso que pueda alterar su sabor original.

Accesible al público

Debido al alto precio que debían pagar los consumidores de Caviar proveniente del pez esturión, se dio inicio a la tendencia de ofrecer con este nombre los huevos de otros peces como lumpo, bacalao o mújol que son teñidos de negro para preservar la apariencia del caviar original. Los huevos de salmón, por otro lado, fueron bautizados como Caviar Rojo por tener este color.

Un poco de historia

Los antecesores de los persas solían consumir solo la carne del pez esturión, no sus huevos. Fueron los persas quienes extendieron la práctica de consumir caviar de manera regular porque consideraban que potenciaba la fuerza y la resistencia física. Los romanos, por otro lado, llegaron a atribuirle cualidades curativas. Sin embargo, en algunas personas este producto, que llegaría a convertirse en una joya gastronómica, causaba rechazo.

Durante la edad media, en Rusia, el consumo de caviar era algo propio de las clases más altas que lo usaban como sustituto de la carne en los días de abstinencia y ayuno. Paradójicamente, en Estados Unidos, en el siglo XIX, este alimento era consumido por las clases populares debido a su escaso costo.

Fue la Revolución Rusa de 1917 el detonante para que el caviar se convirtiera en un símbolo de distinción en Occidente debido a la migración de los aristócratas rusos al París de los años 20. En esta historia cabe resaltar el nombre de los hermanos Petrossian quienes lograron los derechos exclusivos para exportar el caviar ruso luego de un acuerdo al que llegaron con el gobierno de su país.

Tampoco se puede dejar de mencionar al multimillonario Charles Ritz, hijo de César Ritz, quien consolidó el consumo del caviar entre la alta sociedad al incluirlo en los platos preferidos elaborados por los chef de sus prestigiosos hoteles.

Con el Festival de Caviar, el restaurante La Mina del hotel JW Marriott Bogota abre sus puertas para ofrecer un menú diseñado a partir de este ingrediente, uno de los más sofisticados de la gastronomía mundial.

Información:

Festival de Caviar – La Mina
Fecha: del primero al 31 de julio
Horario: almuerzo y cena
Lugar: Calle 73 No. 8 – 60
Tel: 4816000

Con información Oficina de Prensa
Media: