INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
FESTIVAL ROCK AL PARQUE 2003 "POR QUE LO BUENO PERMANECE"
click para ampliar
Mississippi Blues Band

Ni el clima pudo evitar que los colombianos disfrutaran del IX Festival Rock al Parque. Durante tres días más de cien mil personas se dieron cita en este evento que durante nueve años ha logrado presentar una muestra representativa de lo que ocurre en el rock nacional, distrital y latino.

El primer día del evento, el sábado 11 de octubre, estuvo caracterizado por sonidos alegres y fiesteros como el Ska, el Funk y el Blues. Sobresalieron en su presentación las bandas: Alerta, Dr. Krápula, la Mississippi Blues Band de Argentina, y los mexicanos de Inspector.

El domingo el turno fue para los sonidos pesados. Miles de jóvenes vestidos de negro invadieron el Simón Bolívar. Metal en su máxima expresión, con algo de Nuevo Metal y Sonidos Industriales. No Silence brilló con su estilo, al igual que Koyi K Utho, que aprovechó para presentar un avance de su nuevo álbum. De2e como de costumbre sorprendió en escena y por su puesto aplausos mil para La Pestilencia de Medellín, que en la actualidad reside en Estados Unidos. El cierre estuvo a cargo de los norteamericanos de Mostrosity, quienes hicieron un espectáculo que le permitió a los asistentes salir satisfechos con la jornada.

El lunes la lluvia intentó aguar la fiesta. Hacia las 12:30 del medio día un fuerte aguacero dejó empapados a los amigos del rock que ya habían llegado al parque Simón Bolívar para disfrutar de un día lleno de sonidos electrónicos, de pop, rock y nuevos ritmos. Muchos que aún no habían entrado al parque, se refugiaron debajo de los paraderos, pero aún así salieron mojados. Cuando parecía que “nunca” iba a dejar de llover, el cielo se calmó. La primera banda que se subió al escenario, 69 Nombres tuvo poco público pero logró aplausos.

El turno siguiente fue para Los Elenfates que lograron que con su ska, un tímido rayito de sol empezara a brillar. Quienes llegaron al Simón Bolívar hacia las 2:30 pudieron disfrutar del evento totalmente secos. Durante ocho horas consecutivas grupos de la talla de Plastilina Mosh de México (que invitó al cantante de Los Tetas de Chile a que los acompañara en una canción); Catupecu Machu de Argentina; La Mojiganga de Medellín o las 1280 Almas de Bogotá, entre otras, estuvieron tocando lo mejor de su música.

Nuevamente terminó otro Rock al Parque. Las críticas como de costumbre no faltaron, pero en general, el evento salió airoso una vez más.

Competencia limpia

Los jóvenes y los no tan jóvenes esperan con ansias la llegada de octubre. Y es que desde hace varios años, el Instituto Distrital de Cultura, Idct, realiza en el único puente del mes el Festival de Rock al Parque, el más grande y de carácter gratuito que se realiza en América Latina. Por noveno año

Este año, 14 bandas distritales, 4 nacionales y 6 internacionales se dieron cita en el teatro al aire libre de la Media Torta y en el parque metropolitano Simón Bolívar, para presentar una muestra representativa de las diferentes tendencias del rock que inundan Bogotá, Colombia y el mundo.

Los participantes de la novena entrega de Rock al Parque se ganaron un cupo en una competencia limpia. A la convocatoria se presentaron 186 agrupaciones de las cuales fueron elegidas 24. En grupos de cuatro se presentaron en vivo, en seis Tortazos (de Metal, Nuevas Tendencias, Electro Funk, entre otros) y de ahí fueron elegidas 14 agrupaciones distritales, entre las que sobresalen, entre otras, De2, Morfonia, Diva Gash, Koyi-k-utho, La Rueda de la Fortuna y Los Elefantes.

La cuota nacional estuvo a cargo de cuatro bandas sobresalientes: 1280 almas, La Pestilencia (que no toca en Bogotá desde hace tres años), La Mojiganga y Distrito Especial.

Finalmente el cartel se complementó con los seis grupos internacionales invitados: Plastilina Mosh, Inspector y Panteón Rococó, de México; La Mississippi Blues Band y Catupecu Machu de Argentina; y Monstrosity, de Estados Unidos.

click para ampliar
Catupecu Machu

En esta oportunidad, el Festival tuvo dos elementos que lo diferenciaron de los anteriores. Por una norma del gobierno local, por primera vez los que asistieron a la Media Torta en la jornada del día sábado, debieron hacerlo con boletería. Boletas que no tuvieron ningún precio y que se agotaron en el primer día que se abrió la entrega al público en el Planetario Distrital, para sorpresa de los organizadores. Para entrar a las jornadas del Simón Bolívar (domingo y lunes) no se necesitaban boletas.

Talleres Uno A

La otra modificación, o mejor, adición que tuvo el Festival del 2003 fue el ciclo de talleres organizado por el Instituto y que tuvo como objeto fortalecer los elementos culturales en la ciudad. Dos de los talleres fueron dictados por las bandas internacionales invitadas y tuvieron carácter gratuito, y poco público, por cierto. A pesar de la gran oportunidad, no muchos músicos aceptaron la invitación.

click para ampliar

Quienes lo hicieron pudieron compartir con dos Saxofonistas de la Mississippi Blues Band, de Argentina: Zeta Yeyati quien habló sobre sonoridad (Armónicos y posiciones alternativas; Efectos de sonido; Motivos melódicos y rítmicos; y Enlace armónico I-IV-V-I). Y Eduardo Introcaso, quien se concentró en el tema de la improvisación (Fraseo y creatividad; Escalas y arpegios, y su uso en el Rock y el Jazz). El otro taller se denominó Nuevas Tendencias Musicales en Latinoamérica, a cargo de los mexicanos de Plastilina Mosh. Estos dos se llevaron a cabo en el Planetario Distrital.

Finalmente se realizarán unos eventos alternos, como la presentación de la cinta “Alex Lora Rock´n Roll Slave” del director Luis Kelly el sábado (11 de octubre) a las 7:00 de la noche en el parque Mariscal Sucre (Cra 7- Cll 60) y la exposición Rock y Hip Hop al Parque “El escenario es Bogotá” que está abierta en el Planetario Distrital. La muestra presenta una serie de fotografías y carátulas de algunos grupos que han
participado en las diferentes ediciones del festival.

VOLVER IMPRIMIR MANDAR A UN AMIGO