Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Banco de la República eleva las tasas de interés a un 7.5% y los bolsillos se resentirán

La junta del Banco de la República y su gerente decidieron elevar las tasas de interés a un 7,5 para tratar de contener la desbordada inflación, eso indica que ahora será más caro pagar un crédito.

Ahora los créditos bancarios serán más costosos con la subida en las tasas de interés. Foto: Pixabay
Ahora los créditos bancarios serán más costosos con la subida en las tasas de interés. Foto: Pixabay

La junta del Banco de la República y su gerente decidieron elevar las tasas de interés a un 7,5 para tratar de contener la desbordada inflación, eso indica que ahora será más caro pagar un crédito.

La elevada inflación en Colombia obedece a una situación mundial, pero cada gobierno en el mundo debe tomar medidas para evitar que esta siga creciendo y se refleje en un mayor detrimento para la población, que cada vez adquiere menos, porque simplemente, todo está muy caro.

Estados Unidos, la todavía economía más importante del mundo, ha sido testigo de cómo la Reserva Federal se ha visto obligada a subir las tasas de interés debido a la más alta inflación registrada en los últimos 40 años, y Colombia, como economía emergente, no es ajena a ninguna situación en el orbe.

La junta del Banco de la República y su gerente, Leopoldo Villar, han aumentado en 150 puntos básicos las tasas de interés de intervención en Colombia ubicándolas en 7,5%, uno de los mayores ajustes realizados en 20 años, motivado por la inflación que azota al país y una variación anual en el costo de la vida del 9,07%.

La principal autoridad monetaria en el país ha actuado con rigor para contener una desbordada inflación que amenaza por llegar a niveles registrados en el año 2000, en medio de una de las crisis monetarias y financieras más graves de Colombia.

7,5% será el interés que cobrará el Banco de la República por los créditos que otorgue a las entidades financieras, que a su vez es el dinero que se le presta a los colombianos, esto significa que se hará más caro pagar un crédito, así como las compras con tarjeta de crédito y los créditos para libre destinación.

El banco emisor aseguró que este aumento es “compatible con la fortaleza que viene mostrando la actividad económica en los últimos trimestres, y contribuirá a que la política monetaria se posicione más rápidamente en una senda que reduzca la inflación y que converja a la meta en el mediano plazo”.

La media de la inflación a la que aspira llegar el banco es de 3%, y los analistas consideran que puede tardar años, debido a que gran parte de las medidas inflacionarias no son internas sino globales, por la ruptura de la cadena de abastecimiento que ha encarecido las importaciones; a la afectación en la disponibilidad de recursos que ha conllevado la crisis por la guerra en Ucrania, especialmente en fertilizantes e insumos agrícolas y la recesión que está padeciendo los Estados Unidos.

El endurecimiento de las políticas económicas en Colombia se ha registrado a partir de septiembre de 2021, justo después de la etapa más dura de la pandemia en la que los confinamientos marcaron la cotidianidad afectando la economía en todo sentido, y el banco emisor considera que esta continuará y se prolongará por varios meses más.

Artículos Relacionados

+ Artículos