Colombia.com Bogotá Martes, 06 / Feb / 2018

Confirman condena por crimen de Jesús María Valle y vínculos con Álvaro Uribe

En la providencia, Tribunal de Medellín compulsó copias para investigar al expresidente y senador del Centro Democrático.

Confirman condena por crimen de Jesús María Valle y vínculos con Álvaro Uribe
Jefe del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez. Foto. Vanguardia Liberal.

Jaime Alberto y Francisco Antonio Angulo Osorio, hacendados antioqueños que fueron condenados a 30 años de prisión por el Tribunal Superior de Medellín como responsables del crimen de Jesús María Valle, defensor de derechos humanos.

También le puede interesar: Uribe evade preguntas sobre el caso Claudia Morales y pide publicar los viajes con ella

El Tribunal confirmó una condena inicial asignada por un juez de la misma ciudad que consideró probado que los ganaderos fueron los determinadores de ese asesinato, llevado a cabo por la banda 'La Terraza', que era el brazo sicarial de los paramilitares de Carlos Castaño, hechos ocurridos en febrero de 1998.

“Existen suficientes elementos de juicio conforme a lo expresado en esa decisión, que probablemente comprometen la responsabilidad penal de varias personas como el gobernador de Antioquia de ese entonces Álvaro Uribe Vélez”, fue la consideración  en la sentencia el Tribunal.

El senador ha expresado que la investigación es un ataque, afirmando que algunos de los paramilitares que son testigos en su contra, como Salvatore Mancuso y 'Don Berna', fueron extraditados por su gobierno por narcotráfico a los Estados Unidos.

Uribe arremetió a través de su cuenta de Twitter, en la que sostiene que hay "miles de folios en esas investigaciones, toda clase de presiones en mi contra, nada creíble que me comprometa", y añadió es un "combatiente de las ideas pero no un delincuente".

En el fallo del Tribunal afirma que los hermanos Angulo Osorio, que lograron evitar la cárcel a pesar de que desde el primer momento fueron señalados como del crimen de Valle y de la masacre de El Aro (municipio de Ituango), ordenaron el asesinato del abogado y defensor de derechos humanos por sus denuncias contra los financiadores de los grupos paramilitares en la región.

Según la decisión, los ganaderos concurrieron a una reunión en la que también estuvo el fallecido Pedro Juan Moreno, secretario de Gobierno de la Gobernación de Uribe Vélez, y está se estableció la urgencia  de "silenciar al doctor Valle".
 
Además en las compulsas de copias del Tribunal surgen el general Carlos Alberto Ospina, el coronel Germán Morantes Hernández, el mayor Emiro Barrios, la oficial Aurora Bonilla, los tenientes Cristian Arias y Everardo Bolaños Galindo y el agente de la Policía, Carlos Emilio Gañán Sánchez.

“El solo hecho de que las Fuerzas Militares permitieran su funcionamiento (de los paramilitares), de no combatirlos, como era su deber legal y constitucional, es indicador de su compromiso con esas organizaciones ilegales, y por supuesto de los actos y conductas punibles cometidas, igual ocurre con la gobernación de Antioquia y sus funcionarios de más alto rango, ellos patrocinaron las Convivir que fue el apoyo de los particulares a las Autodefensas, es decir ayudaron con sus actuaciones positivas o negativas, permitieron y patrocinaron el desarrollo de tales organizaciones y de los delitos que ellos cometieron. Ello se tiene que investigar y juzgar”, se puede leer en el dictamen.

También, sucede lo mismo con la gobernación de Antioquia y sus funcionarios de más alto nivel, ellos financiaron las Convivir que fue el apoyo de los particulares a las Autodefensas.

En el expediente emerge la denuncia de Valle sobre la alianza entre la Policía, el Ejército y los paramilitares, y sus señalamientos contra el comandante de la Cuarta Brigada y el entonces Gobernador de Antioquia.

El Tribunal afirma que hay un vínculo entre el crimen del abogado y las masacres de La Granja y el Aro y que “participaron varias personas más, varias de ellas están muertas y otras no han sido siquiera vinculados a las mismas, en especial de quienes hacían parte de las instituciones estatales, gobernación de Antioquia, Fuerzas Militares, Policía, el extinto DAS, a la vez de ciertos grupos económicos”.

Uno de los testigos reservados identificado como 001 indica que en la finca La Carolina, propiedad de la familia Uribe Vélez en el municipio de Yarumal se ocultaban “los primos que son paracos”, aparece en la declaración de Salvatore Mancuso.

El exparamilitar enfatizó que en las acciones de las Autodefensas tuvieron apoyo de empresarios, la Policía, el Ejército y la Gobernación de Antioquia. “Las Convivir era una fachada de las Autodefensas, era una estructura para comprometer a los particulares en la guerra, pero estaban bajo su dominio y era parte de la estrategia para combatir la guerrilla, fue una estrategia patrocinada por la Gobernación de Antioquia”, dijo Mancuso.

Puede leer: FARC denunció a Álvaro Uribe por cuatro delitos

De igual manera, Diego Fernando Murillo Bejarano ‘Don Berna’, el también extraditado exparamilitar, explicó que Pedro Juan Moreno incidió en la decisión de asesinar al abogado Valle al decirle a “Castaño que estaba haciendo una investigación en la cual iría a comprometer en la masacre del Aro a los integrantes de las Fuerzas Militares y del Gobierno”.

Colombia.com