Colombia.com Bogotá Sábado, 29 / Dic / 2018

Carlos Sánchez, quien interpretó a Juan Valdez, dijo adiós

El actor interpretó al personaje colombiano por 37 años. 

Juan Valdez es la figura más importante del café colombiano en el exterior. Foto: Twitter
Juan Valdez es la figura más importante del café colombiano en el exterior. Foto: Twitter

En las horas de la mañana de este sábado 29 de diciembre, perdió la vida Juan Valdez; pero no el icónico personaje colombiano, sino Carlos Sánchez, hombre que lo personificó.

El actor, nacido en el municipio de Fredonia, Antioquia, dejó este mundo debido a afecciones respiratorias que lo venían aquejando durante los últimos meses.

El hombre, de 83 años de edad, fue el segundo en interpretar al personaje de la empresa colombiana, entre los años 1969 y 2006.

Sin embargo, fuera del país, también es recordado por aparecer en la película ‘Todo Poderoso’, protagonizada por Jim Carrey. En la cinta, Carlos le sirve una taza de café a Jim, quien entonces interpretaba el papel de Dios y anhelaba un poco del líquido colombiano.  Ante el pedido ‘divino’, Juan Valdez apareció en su ventana y lo complació.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

Reacciones

"Carlos Sánchez Jaramillo fue el segundo hombre que encarnó a Juan Valdez para promover el Café de Colombia en el mundo y ha sido hasta ahora la persona que por más años ha interpretado el personaje", recordó el Comité de Cafeteros de Antioquia.

"La Federación Nacional de Cafeteros y el Comité Departamental de Cafeteros de Antioquia, lamentan profundamente la pérdida de Carlos y expresan sus condolencias a su esposa Alma Cataño con quien compartió 60 años de matrimonio, a sus dos hijos y dos nietos", indicó el comunicado.

Asimismo, cientos de colombianos en Twitter han mostrado su tristeza y agradecimiento para un hombre que por 37 años llevó lo mejor de Colombia al exterior.

Aunque Sánchez es recordado por siempre pasearse por el mundo mostrando lo mejor del café colombiano, en compañía de su fiel mula, en su casa, Carlos, era un hombre totalmente diferente. Era fanático y practicante de la serigrafía, así como de la pintura con acuarelas.

De hecho, luego de su retiro, se dedicó de lleno a la creación de pinturas en su casa en Medellín, disfrutando de sus últimos años con su familia.

Christopher Ramírez - Colombia.com