Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Colombia usa dardos anticonceptivos para frenar población de hipopótamos

La población que comenzó con tres ejemplares ha crecido de manera exponencial y representan una amenaza para el medio ambiente.

Colombia busca frenar el crecimiento de los hipopótamos de Pablo Escobar. Foto: Pixabay
Colombia busca frenar el crecimiento de los hipopótamos de Pablo Escobar. Foto: Pixabay

La población que comenzó con tres ejemplares ha crecido de manera exponencial y representan una amenaza para el medio ambiente.

Colombia busca controlar con anticonceptivos a la población de hipopótamos traídos al país por el narcotraficante Pablo Escobar. Los animales que introdujo el narcontraficante de manera ilegal hace apróximadamente unos 30 años están fuera de control.

Varios científicos llegaron a esta conclusión tras realizar una investigación "un hipopótamo en la habitación: prediciendo la persistencia y dispersión de un megavertebrado invasor en Colombia".

Según el estudio realizado, estos hipopótamos han invadido extensas áreas de la cuenca del río Magdalena en Colombia y su crecimiento no se ha podido controlar, pues ha tenido una constante de 14.5%.

"Calculamos que en la actualidad deben haber alrededor de 100 hipos invasores, y si no se intensifican las medidas de acción, la población será de casi 1500 animales en el año 2034", escribió una de las autoras del estudio, Nataly Castelblanco, en su cuenta de Twitter.

"Este éxito en la adaptación y propagación probablemente se deba a la alta disponibilidad de recursos que ofrece la cuenca del río Magdalena, combinada con la falta de depredadores o amenazas de origen humano".

Por ejemplo "los movimientos de los  hipopótamos tienen efectos significativos en la geomorfología, hidrología y conectividad al revolcarse, fregar y comprimir el fondo de los cuerpos de agua, lo que puede ser crítico para las especies migratorias, es decir, el manatí de las Antillas, particularmente durante la estación seca", dice el estudio.

Científicos proponen sacrificar a los animales

Nataly agregó que la mejor opción es sacrificar a los animales ya que la castración de los hipopótamos no es suficiente para frenar el crecimiento de esta especie en la zona "A nadie le gusta la idea de dispararle a un hipopótamo, pero tenemos que aceptar que ninguna otra estrategia va a funcionar”, dijo la ecologista.

Agregó que la castración solo retrasará la fase de crecimiento rápido, pero no a la extirpación de esta especie.

"Ninguna de las estrategias de castración será suficiente para controlar la población. Lo único que logra la castración es retrasar el momento en el que la población alcanza la capacidad de carga, es decir el año al cual se llega al número máximo de hipopótamos", señaló Castelblanco en su cuenta de Twitter.

Artículos Relacionados

+ Artículos