Cuatro años del acuerdo de paz entre el gobierno Santos y las Farc

Se cumplen hoy, 26 de septiembre de 2020, cuatro años de la firma del acuerdo de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc ocurrido en la ciudad de Cartagena de Indias.

Actualización • Sáb, 26 / Sep / 2020 9:47 pm

SÍGUENOS EN:

Google News
Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño sellan con un apretón de manos el acuerdo de paz entre gobierno y Farc el 26 de septiembre de 2016. Foto: Facebook Acuerdo de Paz Colombia

Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño sellan con un apretón de manos el acuerdo de paz entre gobierno y Farc el 26 de septiembre de 2016. Foto: Facebook Acuerdo de Paz Colombia

Actualización • Sáb, 26 / Sep / 2020 9:47 pm

Se cumplen hoy, 26 de septiembre de 2020, cuatro años de la firma del acuerdo de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc ocurrido en la ciudad de Cartagena de Indias.

Fue un 26 de septiembre de 2016 cuando en la calurosa Cartagena de Indias se firmó el primer acuerdo de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc, Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Con esta firma se puso fin a más de 50 años de violencia en los campos de Colombia para esta organización armada y fuerzas del estado y también se puso sobre el tapete la posibilidad de un país en paz, pero antes de eso, se organizó un plebiscito en el que el gobierno le pedía a sus ciudadanos votar sí o no para dicho acuerdo, y aunque la victoria en las urnas correspondió al no, el gobierno renegoció buscando evitar que lo firmado no tuviese un asidero jurídico y el esfuerzo de cinco años de negociaciones entre gobierno y Farc se echara por la borda.

Con la implementación del acuerdo se inició un proceso de entrega de armas por parte de la agrupación guerrillera y de reinserción a la vida civil mientras se ajustaba todo lo necesario para que las Farc pasaran de ser una organización guerrillera a un partido político.

El panorama en el país se encontraba dividido entre quienes no apoyaban el acuerdo y consideraban que no se respetó la decisión del pueblo colombiano en las urnas y quienes consideraban que era la hora definitiva para poner fin a décadas de derramamiento de sangre.

Para firmar el pacto, la guerrilla de las Farc y el gobierno nacional tuvieron que ponerse de acuerdo en varios puntos resumidos en una política de desarrollo agrario, participación política, fin del conflicto, resolución del conflicto de drogas y determinación de las víctimas del conflicto armado.
El proceso tuvo garantes internacionales al igual que veedores de la Unión Europea, países que anunciaron cofinanciación de programas que permitieran que los acuerdos fuesen una realidad y no tuvieran un final triste como el ocurrido con la Unión Patriótica, grupo político surgido de las mismas Farc en el año de 1984 cuando se sostuvieron diálogos de paz entre este grupo guerrillero y el gobierno del presidente de ese entonces, Belisario Betancur Cuartas.

La UP fue prácticamente aniquilada, pues sus integrantes fueron asesinados sistemáticamente en un período de 10 años y las Farc no quería repetir la historia, temor que el presidente Juan Manuel Santos se encargó de aminorar, prometiendo que toda la atención del gobierno estaría puesta en que el acuerdo de paz fuese permanente y duradero.

Una vez firmado se inició una gran discusión nacional porque los grupos adheridos a las posturas uribistas consideraban que el tratamiento para todos los miembros de las Farc no debía ser el mismo, aduciendo condenas por delitos de lesa humanidad y de un marco jurídico que no permitiera que quienes fuesen considerados terroristas se quedaran sin castigo legal.

Cuatro años han pasado y si se revisan los puntos del acuerdo, se puede evidenciar que se han quedado escritos en papel con el ánimo de haber sido necesarios para la firma de la paz, hoy el país continúa sumergido en una violencia en los campos, solo que esta vez ya no son las Farc quienes la protagonizan, sino que son disidencias de las mismas, el ELN, grupos paramilitares al servicio del narcotráfico y diversos grupos irregulares los encargados de mantener el orden público en Colombia como una caldera a fuego medio en ocasiones y alto en otras.

Redacción Actualidad • Colombia.com • Sáb, 26 / Sep / 2020 9:42 pm

SÍGUENOS EN:

Google News