Por: Alexandra Méndez • Colombia.com

Intolerancia total: dos policías fueron agredidos por pasajeros alicorados en avión en el aeropuerto El Dorado

Los hombres tuvieron que ser bajados a la fuerza de la aeronave tras la agresión.

Dos policías fueron agredidos por pasajeros en avión en el aeropuerto El Dorado. Foto: Twitter Colombia Oscura
Dos policías fueron agredidos por pasajeros en avión en el aeropuerto El Dorado. Foto: Twitter Colombia Oscura

Los hombres tuvieron que ser bajados a la fuerza de la aeronave tras la agresión.

Un fuerte caso de intolerancia le está dando la vuelta al mundo a través de redes sociales, pues un par de pasajeros habrían golpeado a dos policías en un avión en el Aeropuerto Internacional El Dorado. 

Los hechos ocurrieron el pasado jueves 20 de junio, cuando dos hombres en presunto estado de embriaguez estarían irrumpiendo la tranquilidad de los demás pasajeros en un vuelo. 

Ante el hecho, la tripulación informó a la policía, por lo cual dos oficiales subieron a la aeronave para intentar calmar a los viajeros; sin embargo, estos reaccionaron de forma agresiva propinándoles varios golpes.

En videos difundidos a través de diversas plataformas se observa el momento exacto en el que los dos pasajeros atacan a los oficiales con cachetadas e insultos racistas. Ante la negativa de los pasajeros a bajarse del avión, los policías tuvieron que tomar acciones legales. Los agresores fueron judicializados por el delito de violencia contra servidor público.

La Policía Nacional emitió un comunicado repudiando este tipo de conductas violentas. "La Policía Nacional rechazó ese tipo de eventos en los que dos policías fueron agredidos física y verbalmente por dos ciudadanos al interior de un avión en el Aeropuerto Internacional El Dorado”, indicó el teniente coronel, Wilson Torres, comandante de la Estación de Policía del Aeropuerto.

Cabe destacar que la agresión contra un miembro de la Fuerza Pública es considerado delito. La Ley 1453 de 2011, establece que puede haber sanciones ante este tipo de actos, desde multas económicas hasta la privación de la libertad.

“El que ejerza violencia contra servidor público, por razón de sus funciones o para obligarlo a ejecutar u omitir algún acto propio de su cargo o a realizar uno contrario a sus deberes oficiales, incurrirá en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años”, señala el artículo 43 de dicha ley.

La multa podría ascender a los 32 salarios mínimos diarios legales vigentes. Quienes incurran en este delito además deberán participar en un programa comunitario o actividad pedagógica de convivencia.