Por: Lina Bustos • Colombia.com

Acusan a Luis Fernando Almario de 30 crímenes, incluyendo asesinatos y secuestros

El excongresista Luis Fernando Almario ha sido acusado por la JEP de tener nexos con exintegrantes de las FARC durante su tiempo en el Congreso

Excongresista Luis Fernando Almario. Foto: RTVC Noticias
Excongresista Luis Fernando Almario. Foto: RTVC Noticias

El excongresista Luis Fernando Almario ha sido acusado por la JEP de tener nexos con exintegrantes de las FARC durante su tiempo en el Congreso

El excongresista Luis Fernando Almario ha sido acusado por la Unidad de Investigación y Acusación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de tener presuntos nexos con exintegrantes de la extinta columna 'Teófilo Forero' de las FARC durante su tiempo como parlamentario.

Es la primera vez que la JEP presenta un escrito de acusación en el país por el crimen de persecución, de acuerdo con el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

Según la investigación, Almario Rojas, en calidad de coautor, habría participado en la planificación y ejecución del ataque a los integrantes del movimiento político 'turbayismo' en el departamento del Caquetá. 

El objetivo de estos ataques era desplazarlos de la arena política y tomar el control de la región. La acusación señala que Almario es responsable, con algunos miembros de las FARC-EP, del asesinato de seis alcaldes, un concejal, un congresista, una diputada y un gobernador. Además, se le acusa del asesinato de tres periodistas, un arquitecto, dos conductores y cuatro escoltas.

La investigación también atribuye a Almario se le levantaron de la comisión de 30 delitos, entre ellos casos de secuestro y desplazamiento forzado. Se le acusa de privación grave de la libertad física de un congresista, un alcalde y un concejal, así como del traslado forzoso de población, que afectó a dos periodistas, una delegada de la Registraduría Nacional del Estado Civil, un candidato a la Alcaldía de Puerto Rico (Caquetá), un concejal de Florencia (Caquetá), un escolta y un conductor de la familia Turbay Cote.

La presentación del escrito de acusación por parte de la JEP marca un paso significativo hacia la búsqueda de la verdad y la justicia para las víctimas de la violencia política en el Caquetá. Después de más de dos décadas, que ahora se revelan como parte de un entramado criminal.

El proceso de acusación ha contado con la participación de las víctimas, cuyo testimonio ha sido fundamental para esclarecer los hechos ocurridos entre 1993 y 2002. Gracias a su colaboración, se ha podido identificar el daño causado por los responsables y se espera que la verdad sea la mejor forma de reparación que puedan recibir por parte de la administración de justicia y del Estado.

La JEP ha anunciado que buscará imponer la máxima pena contra el excongresista Almario, que podría llegar a 20 años de cárcel. Cabe destacar que Almario buscó someterse a la JEP en un intento por evitar una condena mayor de 40 años en la justicia ordinaria.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Colombia.com