Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Las mayores sanciones del Código de Policía corresponden al porte de armas blancas

El Código de Policía cumple 5 años de funcionamiento y el porte de armas blancas es la conducta más sancionada, pero lo más preocupante es que la gran mayoría de las multas no se pagan.

Actualización
Las armas blancas son las más decomisadas por la Policía Nacional en cada redada que realiza en el país. Foto: Twitter @SeguridadBOG
Las armas blancas son las más decomisadas por la Policía Nacional en cada redada que realiza en el país. Foto: Twitter @SeguridadBOG

El Código de Policía cumple 5 años de funcionamiento y el porte de armas blancas es la conducta más sancionada, pero lo más preocupante es que la gran mayoría de las multas no se pagan.

El nuevo Código de Policía ya no es tan nuevo porque cumple 5 años y desde su entrada en vigencia ha impuesto más de 6 millones de comparendos por conductas contrarias a la vida en sociedad.

El comportamiento con mayor número de sanciones es el de porte de objetos cortantes, punzantes o similares, más conocidos como armas blancas, un problema difícil de erradicar y que obedece a los graves problemas de delincuencia e inseguridad por los que atraviesa el país.

Las armas blancas son las más fáciles de conseguir, son de bajo costo y se pueden guardar y camuflar con relativa facilidad, además, con esta arma se cometen la mayor parte de los atracos en las ciudades colombianas, aunque muchos ciudadanos también optan por este tipo de armas para defenderse.

El consumo de sustancias psicoactivas en lugares públicos ocupa el segundo lugar dentro de las infracciones al Código de Policía, sin embargo, a pesar del conocimiento de los casos con más sanciones, la mayoría de estas no han sido pagadas.

El director de Seguridad Ciudadana de la Policía, general Carlos Rodríguez afirma que tiene conocimiento de que solo 800.000 comparendos impuestos por contravenciones al Código de Policía han sido pagados.

La Policía Nacional es la encargada de imponer las multas, pero no la responsable de realizar sus cobros, esto es competencia de las administraciones locales y estas no tiene claridad al respecto, algunas dan plazo de unos días para que los multados se presenten y eviten el pago monetario con la realización de trabajo pedagógico y comunitario.

No existe un seguimiento a las multas impuestas y muchos ciudadanos que ya tienen una, siguen sin pagarlas, lo cual debería preocupar a diferentes alcaldías porque estos dineros pueden servir para programas sociales y cuidado del espacio libre.

La ciudad de Bogotá es la metrópoli con más número de comparendos impuestos, le sigue Medellín, capital del departamento de Antioquia, posteriormente Cali, capital del Valle, sigue Barranquilla, capital de Atlántico, y cierra el top de las 5 ciudades, Cartagena, la capital del departamento de Bolívar.

Durante los 16 meses transcurridos por la pandemia originada por la COVID-19 los comparendos no han dejado de producirse, el incumplimiento al aislamiento obligatorio encabeza la lista, en este se incluye la realización y participación en fiestas clandestinas.

Expertos en seguridad ciudadana consideran que debe realizarse una reforma que permita que las sanciones se cumplan y que corrija las fallas que ha presentado en estos primeros cinco años de vida.

Artículos Relacionados

+ Artículos