Por: Alejandro Poveda • Colombia.com

Opinión: Colombia, una vez más, premia a sus corruptos

Con las recientes decisiones judiciales se ratifica que en nuestro país ser pillo sí paga, y paga muy bien.

Actualización
Corrupción en Colombia. Foto: Twitter
Corrupción en Colombia. Foto: Twitter

Con las recientes decisiones judiciales se ratifica que en nuestro país ser pillo sí paga, y paga muy bien.

Las ideas y opiniones expresadas en esta publicación son las del autor y no necesariamente reflejan la opinión ni posición de Colombia.com

La semana que está finalizando dejó dos decisiones que dejan mucho qué desear en materia de justicia. Una vez más los corruptos del país, expertos en entorpecer la ya de por sí entorpecida ley, se burlan de los colombianos demostrando que para esos ‘vivos’ que viven de nosotros, los ‘bobos’, no hay pena que valga.

En una decisión polémica el pasado jueves 14 de mayo, el juzgado tercero de ejecución de penas de Bogotá decidió otorgar el beneficio de casa por cárcel a Iván Moreno, hermano del corrupto ex alcalde de Bogotá Samuel Moreno y una de las principales cabezas del carrusel de la contratación, entramado con el que funcionarios públicos, empresarios y contratistas se adueñaron de más de $500 mil millones de los recursos de la capital.

Te puede interesar: Casa por cárcel para el exsenador Iván Moreno, condenado por ‘carrusel de la contratación’

La decisión se tomó luego de que el ex senador Iván Moreno cumpliera las tres quintas partes de su condena de 14 años y pagara una multa de cinco SMLMV, una bagatela si se considera el monto total que junto a los Nule desfalcó en Bogotá. Un premio a su calaña tramposa si se tiene en cuenta que el año pasado, en varias pesquisas hechas por el INPEC a la celda en San Gil donde Iván cumplía su condena, se le encontraron una elíptica, una maquina masajeadora, un computador, un nebulizador, un computador portátil y otros muchos lujos con los que ni siquiera la mayoría de colombianos de bien cuentan.

@NoticiasCaracol

¿Condenado VIP? Estos era...

Ver tweet completo

El carrusel de la contratación a la fecha tiene a muy pocos de sus responsables en prisión efectiva. De los más de 20 capturados solo 4 purgan condena intramural, mientras que el resto cuenta con libertad condicional o prisión domiciliaria. La ex directora del IDU Liliana Pardo, condenada a 22 años de cárcel por los delitos de peculado y celebración indebida de contratos, se encuentra prófuga de la justicia y es buscada en más de 190 países por la Interpol. Mientras tanto, el hueco fiscal generado por los corruptos sigue siendo evidente en las cuentas de la ciudad.

Como si las ‘buenas nuevas’ para Iván no fueran de por sí solas muy malas noticias, ese mismo 14 de mayo, la familia Ambuila, conformada por Ómar Ambuila, Elba Chará y Jenny Lizeth Ambuila, fueron dejados en libertad tras una decisión del Juez Quinto Penal del Circuito de Cali por vencimiento de términos.

Te puede interesar: Familia Ambuila es dejada en libertad por vencimiento de términos

La sonada familia Ambuila es recordada por ser el centro de un escándalo de corrupción en el que Ómar Ambuila, aprovechando su cargo dentro de la Dirección Nacional de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, permitía el ingreso ilegal de mercancía en el Puerto de Buenaventura entre el 2013 y el 2017.

Se estima que la familia aumentó su patrimonio en más de $600 millones por medio de dicha práctica, con los que se garantizó una vida de lujos que Jenny Ambuila presumía por medio de sus cuentas en redes sociales con viajes al exterior, ropa de marca, accesorios de diseñador y autos deportivos.

La libertad que se le concedió a los Ambuila sin embargo no es de por sí tan indignante si se tiene en cuenta que de los tres capturados solo Ómar Ambuila cumplía con prisión intramural por su enriquecimiento ilícito. Jenny Ambuila y Elba Chará fueron cobijadas con prisión domiciliaria desde el momento en el que estalló el escándalo de corrupción, por lo que la reciente determinación es solo una reafirmación de que ser pillo en Colombia sí paga.

Así, con estas decisiones que siguen aportando a que la corrupción se instale en las venas del país, mientras la mayoría de los colombianos trabaja con esfuerzo y honestidad para pagar sus impuestos y contribuir al desarrollo de Colombia, seguirán llegando ‘avivatos’ que aprovechando los vacíos legales se enriquecerán, pagarán unos añitos de cárcel y tendrán la vida asegurada sin tener que devolver las fortunas que a costa del sacrificio de todos se han robado. 

Artículos Relacionados

+ Artículos