Colombia.com Bogotá Domingo, 15 / Abr / 2018

¡Transmilenio será renovado! Más buses y mejores asientos

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa anunció que los asientos de la flota serán renovados, ahora tendrán bancas largas como los metros.

¡Transmilenio será renovado! Más buses y mejores asientos
Foto: Archivo

En el marco de la renovación de la flota de buses del sistema de transporte colectivo Transmilenio, se integrarán bancas a lo largo de las unidades, como las que poseen los metros, para garantizar más espacio y mayor facilidad tanto para entrar como para salir de ellas.

Este sabado, el alcalde capitalino, Enrique Peñalosa, defendió la licitación para la renovación de la flota más vieja de Transmilenio. Se trata del reemplazo de más de la mitad de las unidades actuales, que son 1.162 buses, y poner a circular 1.400 vehículos nuevos.

Cabe destacar que esta medida ha sido duramente cuestionada debido a la falta de implementación de nuevas tecnologías que permitan un mejor cuidado del medioambiente, pero a pesar de ello, los entes pertinentes continuarán con este proyecto que contempla “la inclusión de buses que no contarán con las sillas convencionales, sino que, serán bancas instaladas a lo largo de los articulados, como los metros”, explicó Peñalosa.

Esta medida se ejecutará con la finalidad de ofrecer una mayor comodidad a los usuarios, y así puedan transitar con mayor facilidad a lo largo de las unidades, y puedan salir o entrar con menor dificultad.

Asimismo, el mandatario agregó que “la nueva flota aumenta en cuatro veces la cantidad de buses biarticulados, pasando de 310 a 1273. La capacidad de los buses en Caracas, Autopista Norte, NQS, calle 80, Suba y Américas aumentará en 39% mejorando comodidad”.

El daño al medioambiente

La Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas), cuestionó duramente a la administración por “no tener en cuenta al gas natural como una alternativa viable, disponible en abundancia y beneficiosa para la calidad del aire”. Al respecto, Peñalosa contestó que en la licitación están abordados puntos especiales para quienes ofrezcan motores a gas.

El conflicto que genera este tema, es por la tecnología que usará. La Alcaldía, apuesta por la continuidad del Diesel (Euro V), por costos y previsión, ‘yéndose por lo seguro’, pero los defensores del medioambiente apuntan a alternativas que sean más amigables con él.

De acuerdo a lo informado por Naturgas, las emisiones de material particulado fino (PM 2.5, el más perjudicial para la salud) que ofrece el estándar Euro VI equivalen a la mitad de los que se generan con buses Euro V (diésel). “Usar gas natural comprimido vehicular tiene disminuciones cercanas al 100% de material particulado fino (PM 2.5), superiores al 75% de óxidos de nitrógeno (NOx) y entre el 20% y 30% de dióxido de carbono (CO2), frente a las generadas por un vehículo impulsado por diésel”.

Respecto al ‘alto costo’ señalado por la administración, de estas alternativas amigables, la Asociación lo desmiente. El ente defensor del gas, explicó que, aunque el costo de adquisición de un biarticulado a gas, en comparación con uno diésel puede ser 15% a 20% mayor, argumenta que, con la devolución de IVA al vehículo a gas, esta diferencia se reduce al 5% del valor. En esa línea, el gremio calculó que el uso de gas natural representaría un ahorro de $217 millones por bus.

“Los costos del gas natural frente al diésel, en los 12 años de operación, son 20% inferiores y el mantenimiento de un biarticulado a gas natural excede en 7.3% lo de un bus a diésel”, mencionó Naturgas, emplazando a la Alcaldía a estudiar el valor de las externalidades.

“Según el Departamento Nacional de Planeación la mala calidad del aire produce 3.500 muertes al año en Bogotá y representa un sobrecosto de 2.5% del PIB de la ciudad. Es decir, la administración debe aplicar conceptos básicos de economía acerca de los bienes públicos: en los análisis costo-beneficio es imprescindible tener en cuenta el valor de las externalidades. Al hacerlo, es evidente que el costo social de operar buses diésel Euro V durante 12 años es mucho mayor que el de utilizar cualquier energético de bajas emisiones”, continuó aclarando la Asociación.

Te puede interesar:Transmilenio: Choque entre dos buses deja más de 20 heridos

Peñalosa sigue apostando por el uso de Diésel

En días pasados, durante una reunión sobre movilidad y transporte urbano, Enrique Peñalosa, explicó la inviabilidad de traer más vehículos eléctricos que de otro tipo de tecnología, enfatizando que “la falta de pruebas operativas, posibles aumentos en la tarifa y las inversiones para consolidar las estaciones de suministros de energía, son razones suficientes para evitar un buen porcentaje de buses eléctricos en el proceso de renovación”.

El alcalde de una de las principales ciudades de Latinoamérica, que aparte de nuevos buses, claramente necesita urgente la construcción de un metro, manifestó “Ensayamos un bus eléctrico, pero tuvimos muchos problemas. Es una tecnología que no está lo suficientemente pulida y tiene costos más altos, y nosotros no podemos aumentar la tarifa de los ciudadanos”.

Para finalizar, Peñalosa recalcó que las ciudades más avanzadas del mundo utilizan buses diésel, porque los buses eléctricos todavía no están totalmente inventados y “menos para buses articulados y biarticulados como los que utiliza Transmilenio”, puntualizó.



Ma. Gabriela Garofalo - Colombia.com