Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Un par de mujeres fueron a reclamar el premio de una rifa y terminaron secuestradas

Bajo engaño dos mujeres, tía y sobrina, fueron a reclamar un supuesto premio de una rifa ganada, pero fueron secuestradas y su familia amenazada con recibir partes de sus cuerpos.
 

Dos mujeres fueron capturadas por el plagio de dos mujeres que fueron a reclamar un falso premio. Foto: Twitter @FiscaliaCol
Dos mujeres fueron capturadas por el plagio de dos mujeres que fueron a reclamar un falso premio. Foto: Twitter @FiscaliaCol

Bajo engaño dos mujeres, tía y sobrina, fueron a reclamar un supuesto premio de una rifa ganada, pero fueron secuestradas y su familia amenazada con recibir partes de sus cuerpos.
 

Un escalofriante caso de delincuencia y criminalidad se conoció en Bogotá luego de que fuese denunciado el caso de dos mujeres, tía y sobrina, que fueron engañadas con ser las ganadoras de un falso premio para ser secuestradas y exigir dinero a sus familiares.

El asunto inició con un supuesto premio que el par de mujeres habían ganado, pero que solo podrían hacer efectivo a través de consignaciones y luego de esto tendrían que ir personalmente a reclamarlo a una estación de Transmilenio en Bogotá.

Tía y sobrina se dirigieron a una estación de Transmilenio y allí fueron las condujeron a un lugar en donde fueron secuestradas y de inmediato comenzó el infierno para ellas y para sus familiares porque de inmediato recibieron llamadas de los delincuentes solicitando dinero para su liberación, con el agravante de que una de ellas necesita una intervención médica con urgencia.

La familia de las mujeres fue notificada por los delincuentes quienes les solicitaban dos millones de pesos por la liberación, pero como no tenían la cantidad exigida les pidieron tiempo para reunir el dinero, y mientras eso sucedía llamaban constantemente para advertir que si no conseguían la suma irían entregando parte por parte del cuerpo de las plagiadas.

´Le hacemos llegar un dedito´

Los familiares pedían garantías de vida por las dos mujeres luego de dar el dinero, pero los delincuentes solo respondían que si no consignaban el dinero en una empresa de giros les harían ´llegar un dedito´.

La familia de las mujeres secuestradas contactó al Grupo de Acción Unificada por la Libertad, Gaula, de la Policía Nacional, y al CTI de la Fiscalía General de la Nación, quienes tomaron el control del asunto y coordinaron las llamadas con los delincuentes en las que se hacían pasar como parte de la familia.

En una de las llamadas, uno de los agentes dijo a los secuestradores que solo disponía de 400 mil pesos y los maleantes accedieron a recibir inicialmente esa suma, pero los policías se las arreglaron para pactar un encuentro personal en el centro de Bogotá en donde se entregaría el dinero y se devolvería a la libertad a las mujeres secuestradas.

En el momento de la entrega agentes del CTI dieron captura a dos mujeres que se encargarían de recibir el dinero y entregar a las plagiadas, se les dictó orden de captura y un juez de garantías las envió a prisión y se investigan los pormenores de quiénes conformarían la banda delincuencial para dar con su paradero.

Las mujeres regresaron a sus casas y al seno familiar con algunas heridas y marcas en cuello, manos y muñeca como producto de torturas recibidas, mientras las autoridades piden a la ciudadanía no creer en ningún tipo de presunto premio ganado a través de informaciones que llegan por correo electrónico o a través de las redes, y en caso de duda, comunicarse con las autoridades.