Actualización: Lun, 23 / Mar / 2020 12:11 pm
Colombia.com Bogotá Lun, 23 / Mar / 2020 12:01 pm

El colmo del papel higiénico en Colombia durante la pandemia

Tags: Coronavirus

Lo que vivimos no tiene precedentes y el bien común debe primar, no podemos permitir que lo peor de cada ser humano aparezca en medio de situaciones de crisis.

El colmo del papel higiénico
El papel higiénico se convirtió en el producto más deseado en cuarentena.

Y un buen día el papel higiénico sin buscar ser protagonista terminó como el estelar en medio de una crisis, que antes que desvelar las debilidades humanas, pone en evidencia la ignorancia del ser humano y sus consecuencias, un asunto más peligroso que cualquier virus.

Al ver las imágenes en la televisión, o peor, estar en un supermercado haciendo una interminable fila para pagar y ser testigo de que el papel higiénico es el artículo más disputado por los compradores, sin duda hace pensar que no hacen falta tapabocas, lavado de manos y hasta una vacuna para erradicar el coronavirus (el muy técnico Covid-19 no vende tanto).

Una vez se inicia la propagación del miedo, las acciones suelen estar relacionadas con la confusión y el caos, a tal punto que hacen que imitar las conductas imperantes se convierta en una costumbre y en algo aceptado, decenas de compradores peleándose entre sí y haciéndose con las pocas existencias de papel higiénico con una voracidad que hace sonrojar hasta a las mismas hienas, hizo pensar en algunos tan ignorantes como ellos, que la cura de este terrible virus estaba en el papel higiénico.

Cuántas vidas se hubiesen salvado si se supiera que la cura estaba ahí, al alcance de la mano y pegadita al inodoro, pero resulta que no es así, el papel higiénico vino como extra a esta película y sin un solo parlamento le puso revuelo a este drama.

Esto no es nada nuevo, de hecho, el asunto del papel higiénico aparece relatado en diarios, televisión y todo tipo de publicaciones porque mostrar la brutalidad humana vende mucho en una época en que no hay nada más de qué hablar sino de esta pandemia.

Pero para no quedarse en el recuento del mero hecho, hay que ser claro que cada acción realizada por el hombre tiene un trasfondo psicológico, según importantes psicólogos y siquiatras, los seres humanos somos de extremos, cuando se nos dice que algo peligroso se acerca, creemos que aquello que se recomienda resulta ser insuficiente, entonces exageramos y tomamos todo tipo de “nuestras propias medidas”.

Otro asunto que influye en estas acciones tiene que ver con que el ciudadano, o no cree a las fuentes oficiales o sencillamente no existe ninguna medida gubernamental según la cual se garantice que cada familia tendrá acceso a cierto tipo de artículos, especialmente los de primera necesidad como el papel higiénico, por tal razón la respuesta es compremos más “por si las moscas”.

Una razón adicional tiene que ver con la forma en que imitamos a los demás, cuando notamos la urgencia y desesperación de otro al adquirir y acaparar en un supermercado, inmediatamente hacemos lo mismo, por eso, al ver a alguien como loco haciendo lo que sea por una bolsa de papel higiénico, entramos en pánico al pensar que este se puede agotar e imitamos lo que vemos.

Abastecerse en forma exagerada también logra saciar en cada uno de nosotros esa sensación de manejar y controlar la situación, de reafirmarnos como miembros comprometidos con una familia o con nosotros mismos, algo muy egoísta teniendo en cuenta que todos necesitamos de los mismos productos en esta situación inusitada y jamás experimentada.

Teniendo en cuenta lo anterior podemos entender un poco esas razones que nos llevan a actuar de la forma en que lo hacemos porque controvertidas o no, puedan considerarse entendibles, pero jamás entendidas en momentos en que se necesita entre todos la mayor muestra de unión y solidaridad.

La invitación es a mantener la calma y entender que nadie se cura o se blinda del coronavirus con más papel higiénico en sus baños y alacenas.

 

Juan Carlos García Sierra - Colombia.com