La Piedra de los Matrimonios

Era una pareja joven de enamorados que estaba dispuesta a casarse y tener hijos, pero sus padres se interponían.

Los animales también son víctima de este espanto, que grita tan fuerte que los hace confundir al gritón con el arriero que los guíaLos jóvenes decidieron escaparse. Caminaron sin descanso hasta que llegó la noche y se refugiaron cerca a un camino conocido hoy como como el páramo de Bordoncillo.

A media noche mientras dormían escucharon una campanita, se despertaron y fueron a ver qué era. Había una capilla iluminada y abierta, ellos entraron. Allí había un sacerdote, así que decidieron casarse y refugiarse en la iglesia, pero al siguiente día quedaron convertidos en piedras.

Desde aquél día, a la salida de la iglesia, se ve a los novios y a un sacerdote convertidos en piedras. Y a este lugar llegan cientos de parejas que prenden velas rojas para pedir por su pronto matrimonio.