Por: Linda Hernández • Colombia.com

María José Valencia, hija de Jota Mario, quedó irreconocible tras drástico cambio de look

A la joven le siguen lloviendo elogios por su belleza, muchos comentan que se ve mucho más hermosa con su nueva apariencia. 

Su nueva apariencia enamoró a muchos. Foto: Instagram
Su nueva apariencia enamoró a muchos. Foto: Instagram

A la joven le siguen lloviendo elogios por su belleza, muchos comentan que se ve mucho más hermosa con su nueva apariencia. 

María José Valencia, hija del fallecido presentador Jota Mario Valencia, sorprendió recientemente a sus seguidores al aparecer con un drástico cambio de look por el que le llovieron más elogios de lo habitual.

Aunque quedó irreconocible, varios usuarios comentan que se ve mucho más hermosa con su nueva apariencia.

La joven pasó a tener un tono de cabello oscuro, a tinturarse de rubio, una transformación que, de acuerdo a las opiniones de sus seguidores, le favoreció bastante para resaltar sus rasgos físicos.

Su relación con su padre siempre fue admirada por muchos, pues tenían una conexión especial que aún sigue recordando en sus redes sociales con fotos inéditas junto a él, y conmovedores mensajes.

En una de sus últimas dedicatorias que hizo a su padre, compartió una foto donde aparece  junto a su colega Pacheco, otro icónico presentador de la televisión colombiana, con la frase: "Feliz día del periodista a los grandes".

Captura de pantalla. Foto: Instagram

Hace unos meses, en medio de una ronda de preguntas con sus seguidores en Instagram, María José reveló el misterioso y recurrente sueño que solía tener con su padre.

“Es raro y mortificante pero varias veces sueño que logró salvarlo. En el último le preguntaba que qué se sentía morir y él me decía 'no sé'”, contó la joven en ese momento, detallando que en ocasiones aún lloraba por su ausencia.

A la hija de Jota Mario Valencia también han acudido varias personas para pedirle consejos sobre cómo superar la pérdida de un padre. En uno de los casos la joven respondió: “Lo mejor que puedes hacer es vivirlo un día a la vez, un momentico a la vez. Rodéate de personas, actividades y lugares que te den paz y en donde quieras estar. Si quieres estar sola también es válido, pero no te quedes ahí mucho tiempo. Poco a poco te darás cuenta de que él está, solo que no de una manera tangible”.

 

Artículos Relacionados

+ Artículos