Por: Linda Hernández • Colombia.com

María Valentina, la monja que se presentó en 'A otro nivel' dejó el hábito y ahora le gusta el reguetón

Cuando se presentó al programa de Caracol Televisión conquistó al país con su voz y ahora estudia para cumplir su sueño de ser cantante.

Ahora se presenta con el nombre que fue bautizada y vive en Bogotá. Foto: Caracol Televisión
Ahora se presenta con el nombre que fue bautizada y vive en Bogotá. Foto: Caracol Televisión

Cuando se presentó al programa de Caracol Televisión conquistó al país con su voz y ahora estudia para cumplir su sueño de ser cantante.

La vida de la hermana María Valentina, como millones de colombianos la conocieron en el reality 'A Otro Nivel', de Caracol Televisión, ha cambiado por completo desde que conquistó al país con su voz siendo monja.

Fue tanto el reconocimiento que logró ganar por su talento que llegó a cantarle al papa Francisco. Sin embargo, tras dedicarle 12 años de su vida a la congregación de las Hermanas Comunicadoras de Cali, decidió dejar el hábito para enfocarse en hacer realidad su sueño de ser cantante.

Ahora María Valentina se presenta en sus redes sociales como Lore Rangel, nombre con el que la bautizaron sus padres, vive en Bogotá y se dedica a estudiar música.

De su vida de monja conserva la "pasión por Dios" y su buen corazón. En entrevista para Noticias Caracol contó: "Mi relación con Dios está intacta. Dios es parte fundamental en mi vida, es mi raíz, es mi centro".

Según la mujer su decisión de retirarse fue por “temas de salud” aunque no dio muchos detalles al respecto, pero sí dejó claro que con su nuevo estilo de vida busca poner transmitir el mensaje de Dios.

“La música me sana, me llena de alegría de esperanza y no pienso perderlo. Ha sido motor“, dijo en el noticiero.

Captura de pantalla. Foto: Instagram

La exconcursante del reality adelantó que tiene varios proyectos y dio su opinión sobre lo que piensa del reguetón, un género musical que ha causado polémica por la letra de varias canciones relacionadas con el trato que le da a la mujer.

“Es un ritmo contagioso, pegajoso; una envoltura sabrosa y cualquiera lo puede bailar. El contenido no lo comparto, pero el reguetón me gusta y lo haría con otro contenido”, confesó.

Captura de pantalla. Foto: Instagram

Además de dejar en el pasado su vida como monja y cambiar su forma de vestir, la mujer ahora usa maquillaje y en varios de sus videos aparece con su cabello suelto y ondulado.

Captura de pantalla. Foto: Instagram

 

Artículos Relacionados

+ Artículos