Chile gana, Bolivia contra el árbitro

Arturo Vidal marcó el gol desde el punto penal en el minuto 100, tras una mano en el área muy dudosa.

Vie, 10 / Jun / 2016 9:09 pm

SÍGUENOS EN:

Google News
Chile celebra el gol marcado en el minuto 97 ante Bolivia. Foto: EFE

Chile celebra el gol marcado en el minuto 97 ante Bolivia. Foto: EFE

Vie, 10 / Jun / 2016 9:09 pm

Arturo Vidal marcó el gol desde el punto penal en el minuto 100, tras una mano en el área muy dudosa.

Cuando Arturo Vidal marcó en el primer minuto del segundo tiempo, la historia y el fútbol se acomodó a lo que se preveía, a lo que todos pensaban. Arturo Vidal le daba la razón a todos, por lo que no fue necesario recordar un primer tiempo en el que el marcador se iba a cero, aún cuando Chile no se cansó de llegar.

Más noticias de la Copa América Centenario acá

¿Por qué no hacían goles? Muchas veces es mala suerte, falta de definición, inclusive el poste es necesario. Pero esta vez, como en muchos partidos, el encargado de hacer sufrir al combinado austral fue Lampe, el arquero de Bolivia, quien no se inquietó frente a Vidal, frente a Alexis Sánchez, sino que, por el contrario, vio la oportunidad de salir como la figura del encuentro y terminó siendo.

Bolivia resistió, pero Chile al fin lo logró, pase al centro del área y Vidal marcó el primer gol. Todos tranquilos, cuando entra el primer gol, entran los demás, así de sencillo. Desde el minuto 46 Chile recordaba los momentos que lo llevaron a ser el actual campeón de América. Sólo necesitaba el segundo. ¿Y Bolivia? Bolivia resistía, hacía un par de pases y veía como la presión chilena les arrebataba el balón. Al parecer Bolivia era el indicado para sufrir en Gillete Stadium.

En el minuto 61 Jhasmani Campos se dispone a tirar una falta, lejos del arco. Una buena oportunidad para Bolivia, una de las pocas. Aprovechar el centre sería lo mejor. Pero Campos tuvo una mejor idea y decidió hacer uno de los mejores goles de la copa América. Ángulo derecho superior y Bravo la manotea, pero no es suficiente. La historia vuelve a descuadrarse, hay un bache en la lógica y el fútbol muestra una vez más que nada está escrito. Uno por uno y los papeles cambian: Chile a sufrir.

Fueron necesarias 13 llegadas con 10 remates al arco. Pero nada entraba, no había gol. Vidal se desesperaba, Alexis no encontraba, Chile padecía, no podían. El campeón parecía caer ante uno de los rivales menos fuertes. Bolivia defendía, peloteaba y defendía. Un balón en el aire, un intento de chilena de Hernández y el defensa boliviano Zenteno pusieron la cuota dramática: una tremenda patada del chileno en la cabeza del boliviano dejaron KO a Zenteno y fue necesario la atención inmediata de los médicos. Vidal llegó hasta donde su rival, que estaba en el piso, inconsciente y revisa su boca para ver si se está tragando la lengua. Fue un susto, pero fue un momento tenso. Esto generó que el descuento fuese de 8 minutos.

Chile vuelve a la carga, Alexis va por la banda derecha y levanta un balón, pega en el boliviano, el línea levanta su bandera y el árbitro central pita penal a favor de Chile. Un penal inexistente, un regalo, un chiste… una broma de mal gusto. Chile sufría su falta de definición y a Lampe. Bolivia sufría la desesperación y los enviones de Chile, pero no tenían en los papeles, al árbitro. Se cobra el penal por parte de Vidal y adentro. 2-1 a falta de un par de minutos. Bolivia, inconforme, enfadado, llegó por última vez al arco austral y el balón se va a unos centímetros del arco. Chile lo logró, descansó y aprendió que un campeón que no sabe sufrir, es un campeón que no permanece.

Te puede interesar

 

#Copa100 "Con James Rodríguez se hace mucha novela, él se formó aquí y es el mismo que llegó a Madrid y fue campeón. Siempre con ambición" señaló Pérkerman.

Posted by Colombia.com on Friday, June 10, 2016

Andrés Álvarez