Por: Karen Benavides • Colombia.com

Apego emocional a tu mascota: El catastrófico exceso de amor

Es imposible no quererlos, lo malo es que lo lleves a los extremos.

¡El amor excesivo a tu mascota es malo!. Foto: Shutterstock
¡El amor excesivo a tu mascota es malo!. Foto: Shutterstock

Es imposible no quererlos, lo malo es que lo lleves a los extremos.

Los animales en los hogares llegan a ganarse una parte muy importante de los corazones de sus dueños, hasta tal punto que llegan a ser considerados como parte de la familia, por lo cual merecen el mismo cuidado, protección y amor que cualquier otro integrante. 

Sin embargo, hay un punto en el que se convierte en algo perjudicial, cuando los dueños comienzan a sustituir sus relaciones personales por estar con sus mascotas, a humanizar a los animales de forma exagerada, y a convertirlos en el centro de tu vida, por ser el único que los quiere, entiende y acepta.

¿Por qué no puedes desapegarte de tu mascota?

Foto: Shutterstock

Este comportamiento puede ser entendido como una forma de compensar un vacío en tu vida, ya sea a nivel psicológico o físico, y que se manifiesta de forma inconsciente en el amor que buscas brindarle a tu peludito y la importancia que le das en tu vida; esto puede llegar a convertirse en un obstáculo para entablar relaciones sanas con amigos y familia.

Hay varias razones por las que no puedes llegar a desapegarte de tu perro o gato y tiene que ver, además de la dificultad de interrelacionarte y comunicarte con tus pares, con estos otros factores:

  • La timidez.
  • Los complejos.
  • La inseguridad.
  • La necesidad de aceptación.
  • El haber sufrido una desilusión.
  • El haberse sentido defraudado por una persona.
  • El no haber podido tener hijos.
  • Haber sufrido una pérdida a nivel afectivo (un familiar, un amigo, una pareja).

¿Cómo saber que tienes un apego excesivo por tu mascota?

Foto: Shutterstock

Estas son algunas de las conductas que debes aprender a identificar en ti mismo, pues pueden indicar que estas muy aferrado emocionalmente a tu mascota:

  • Rechazas eventos sociales para no dejarla sola: puede que hayas dejado de asistir a determinados lugares porque no permite la entrada de animales, o algunas reuniones familiares o de amigos porque no puedes llevarla y no quieres dejarla sola en tu casa.
  • Gastas mucho tiempo y dinero en ella: está bien querer darle gustos en algunas situaciones, pero muchas veces llegan a ser innecesarios, ya sea en ropa, productos de limpieza, accesorios y otros artículos.
  • Lo llevas al veterinario por síntomas mínimos: Los chequeos en el veterinario siempre será necesarios, pero hay algunas ocasiones en los que no se requiere, más aún cuando es demasiado seguido. Tu apego se refleja cuando averiguas todo el tiempo sobre datos de su alimentación, de cuidados, de enfermedades, entre otros.
  • Siempre hablas de tu mascota: está bien que quieras presumir que tienes a tu lado a un lindo peludito, pero puede ser aburridor que sea tu único tema de conversación cada que estás con alguien, y es una muestra de que dependes emocionalmente de él.
  • Le tomas muchas fotos y corres a publicarlas en tus redes: incluso, puede que hayas creado una cuenta con el nombre de tu mascota en las redes sociales para publicar todo el tiempo contenido de ella allí.

Artículos Relacionados

+ Artículos