Por: Karen Benavides • Colombia.com

Los dueños de perros diabéticos tienen más probabilidades de padecer la misma enfermedad

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Uppsala, en Suecia, reveló que los dueños de perros con diabetes tienen más probabilidades de desarrollar esta misma enfermedad.

Estudio: Si tienes un perro con diabetes, podrías padecer la misma enfermedad. Foto: Shutterstock
Estudio: Si tienes un perro con diabetes, podrías padecer la misma enfermedad. Foto: Shutterstock

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Uppsala, en Suecia, reveló que los dueños de perros con diabetes tienen más probabilidades de desarrollar esta misma enfermedad.

La diabetes es definida por la Organización Mundial de la Salud, OMS, como “una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre”. De hecho, es un padecimiento que también puede darse en las mascotas.

Al respecto, un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Uppsala, en Suecia, y publicado en la revista The BMJ (British Medical Journal), arrojó resultados que dejó sorprendido a más de uno, pues reveló que aquellas personas que tenían un perro diagnosticado con diabetes, tenían muchas más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 (utilización ineficaz de la insulina por el organismo), que aquellos que tienen una mascota sana.

Para llegar a dichas conclusiones, los expertos analizaron los datos de más de 175.000 dueños de perros y casi 90.000 dueños de gatos, todos ellos pertenecientes a un rango de edad media o mayor. Para ello, todos los casos recibieron un seguimiento durante 6 años; cabe resaltar que la mayoría de estas parejas de persona y mascota al principio del estudio no tenían evidencias de padecer la enfermedad.

Al realizar el respectivo análisis, se logró determinar que aquellas personas que tenían un perro diabético tenían un riesgo mayor de hasta el 38% de desarrollar la misma enfermedad en tipo 2, en comparación con aquellos que tenían una mascota sin este padecimiento; lo curioso es que también se dio de forma viceversa, pues los perros con dueños que tenían diabetes también aumentaban sus probabilidades de contraerla.

En el caso de los gatos fue diferente, pues las condiciones de salud parecían estar completamente aisladas; de hecho, los casos de personas que desarrollaron este tipo de diabetes después de que sus felinos también tuvieran el mismo diagnóstico, fue mucho menor que en el de los canes.

¿Por qué sucede esto?

Según la investigación, estos resultados arrojados en el caso de los perros podrían ser producto de hábitos de vida similares o compartidos entre las mascotas y sus dueños, como la cantidad de tiempo que le dedican a la actividad física, la forma en la que se alimentan diariamente según rasgos similares en sus dietas, entre otro tipo de condiciones poco saludables que favorecen la acumulación de grasa corporal.

Pueden padecer enfermedades similares por hábitos compartidos. Foto: Pixabay
Pueden padecer enfermedades similares por hábitos compartidos. Foto: Pixabay

Por su parte, los datos observados en aquellos que tenían como mascota a un gato se dan debido a que entre esta especie y los seres humanos no existe una fuerte concordancia en cuando actividades diarias, hábitos y comportamientos se refiere; por ende, hay un menor riesgo de padecer una diabetes compartida.

Basado en esto, aunque se entiende como un estudio observacional, los investigadores afirman que es posible que los perros con diabetes “sirvan como centinelas para los comportamientos de salud diabetógenos compartidos y las exposiciones ambientales”, según se puede leer en la investigación.

Artículos Relacionados

+ Artículos