Por: EFE - Karen Benavides • Colombia.com

Hombre de 74 años se enfrentó contra un cocodrilo para salvar a su perro

Sin importar el peligro al que se exponía, un hombre de 74 años decidió pelear contra un cocodrilo para evitar que su perro fuera devorado.

Hombre de 74 años arriesgó su vida para salvar a su perro de la boca de un cocodrilo. Foto: Shutterstock
Hombre de 74 años arriesgó su vida para salvar a su perro de la boca de un cocodrilo. Foto: Shutterstock

Sin importar el peligro al que se exponía, un hombre de 74 años decidió pelear contra un cocodrilo para evitar que su perro fuera devorado.

El amor y la lealtad de los perros hacia las personas es inmenso y no conoce de límites, de hecho, se han conocido muchos casos en los que estos increíbles animales se convierten en héroes de cuatro patas por el cariño que sienten hacia sus dueños; es por esto que lo mínimo que podemos hacer por ellos es actuar de la misma forma, devolverles el favor y estar para ellos cada vez que lo necesiten.

Al parecer, un hombre en Estero, la costa oeste de Florida, comprendió a la perfección esta responsabilidad que tenemos con nuestras mascotas, pues se lanzó a un lago sin pensarlo dos veces para salvar a su cachorro de tan solo tres meses de edad de la boca de un cocodrilo que estaba a punto de devorarlo. En el dramático video que se convirtió rápidamente en tendencia en redes sociales se puede observar que el hombre debe luchar mucho para abrir su mandíbula, como si de una película de acción o suspenso se tratara.

Se trata de Richard Wilbanks, un hombre de 74 años que salió corriendo luego de ver que su pequeño perro Gunner se encontraba en apuros en el lago trasero de su vivienda, según se observa en la grabación de las cámaras de seguridad. El hombre dijo a la cadena CNN que más que agarrar el cocodrilo, que no era de gran tamaño, lo difícil fue abrir las mandíbulas para sacar a su perro, un Cavalier King Charles Spaniel. Al hacerlo, la mascota salió corriendo hacia la casa.

Sin embargo, algunas personas se percataron en los pequeños detalles y terminaron admirando mucho más a Wilbanks; "una leyenda", fue uno de los comentarios más populares por parte de los usuarios en redes sociales al observar que el hombre, pese a que tuvo que zambullirse por completo en el agua y luchar contra el cocodrilo, nunca soltó su cigarrillo de la boca.  

Pero, ¿cómo terminó Gunner en el lago, o incluso en la boca de este cocodrilo? "Estábamos caminando por el estanque y salió del agua como un misil. Nunca pensé que un caimán pudiera ser tan rápido. Fue tan rápido", fueron las declaraciones de Wilbanks a CNN. 

Sostener al cocodrilo no fue tan complicado, pero abrir las mandíbulas fue "extremadamente difícil", agregó. Sin embargo, afortunadamente el perro salió ileso y este valiente hombre dijo que se vacunó contra el tetano por precaución porque sufrió algunas mordidas en sus manos.

Lo que muchos resaltan es la actitud de Wilbanks, pues a pesar de haber tenido que atravesar por esta tenebrosa e inquietante situación, nunca mostró rencor hacia el cocodrilo, todo lo contrario, se mostró a favor de mantener con vida al cocodrilo; "son parte de la naturaleza y parte de nuestras vidas", dijo. 

En cuanto a su perro, señaló que todavía lleva a Gunner a caminar, pero lo mantiene con una correa y lejos del borde del estanque. "Nuestras mascotas son como una familia para nosotros", dijo. Las historias insólitas de cocodrilos son comunes en Florida, un estado pantanoso que acoge el enorme humedal de los Everglades, declarado reserva natural.