Por: Karen Benavides • Colombia.com

Perro viaja en un taxi vestido de Papá Noel por las calles de Bogotá

Un taxista y su perro vestido de Papá Noel recorren las calles de Bogotá llevando un mensaje de esperanza en esta Navidad y alegrando el día de cada pasajero que se sube a su vehículo.

Coronel, el perro que recorre las calles de Bogotá en un taxi vestido de Papá Noel. Foto: Instagram @azul1012
Coronel, el perro que recorre las calles de Bogotá en un taxi vestido de Papá Noel. Foto: Instagram @azul1012

Un taxista y su perro vestido de Papá Noel recorren las calles de Bogotá llevando un mensaje de esperanza en esta Navidad y alegrando el día de cada pasajero que se sube a su vehículo.

Un tierno perro tiene enamorados a los habitantes de Bogotá, pues viaja al interior del taxi de su dueño acompañando a cada pasajero en su recorrido, esto con el fin de alegrar un poco su día, hacer que se olviden de sus preocupaciones y transmitirles un mensaje de esperanza en esta época especial del año: la Navidad.

Nicolás Walteros, un taxista de 52 años y dueño de Coronel, nombre al que responde este hermoso peludo de cuatro patas, es la mente maestra de esta increíble idea que brinda una experiencia diferente a cada persona que toma sus servicios de transporte, mientras disfruta de la compañía de su amigo fiel todos los días.

Tal como cuenta Walteros al diario El Tiempo, esta idea surgió hace 3 años cuando decidió vestir a su perro de Papá Noel para estar acorde con la época, y eligió los colores verde y blanco para su traje, con la intención de homenajear a la institución de la Policía Nacional, a la cual le guarda un gran respeto; desde ese momento se convirtió en tradición.

Ahora, este can lo acompaña en los trayectos para mejorar el estado de ánimo de cada persona que se sube al carro, lo cual parece haber sido muy bien acogido, pues hasta el momento ningún pasajero se ha quejado por estos hechos, todo lo contrario, sus recorridos se hacen más cortos pues no pueden parar de mirar y divertirse con la presencia del perro, y algunos hasta deciden sacarse selfies con él.

Coronel se sienta todos los días en el asiento del copiloto, sobre un cojín blanco que ya sabe que es de su pertenencia, en algunas ocasiones se muestra alerta, y en otras solo mira el paisaje por la ventana o duerme un poco; hace sus necesidades por lo menos dos veces, se hidrata cada vez que lo necesita y almuerza con su dueño cuando se detienen para dicho fin.

“Usted llega estresado, con problemas en su casa o con el trabajo, se le hizo tarde… cualquier cosa, pero ve al perro, nuestro buen trato, y eso le cambia el día, porque lo hacemos con amor…Nos conmueve mostrar que la Navidad no es solo regalos, ropa y artículos, sino también un tema del corazón, sobre todo en este año tan difícil para muchas personas, con pandemia, desempleo y tantas muertes y disturbios”, señala Walteros para el mismo medio.

Y es que, Coronel se ha convertido en la más incondicional compañía de este taxista, desde aquel momento en el que un vecino suyo lo encontró abandonado hace ya varios años en el Portal de Transmilenio de Suba, luego de que un Pitbull lo atacara provocándole algunas heridas. Desde ese momento, Walteros lo llevó a su hogar y lo hizo parte de la familia.

De hecho, es un animal muy querido por las personas del sector en el que reside, hasta tal punto de ser considerado el guardián y amigo de los uniformados del CAI de Fontanar, en la localidad de Suba, pues el resto del año no está disfrazado de Papá Noel, sino de oficial de policía con un atuendo de la institución hecho a su medida y hasta un brazalete en su pata izquierda que dice “policía canina”.

Artículos Relacionados

+ Artículos