Colombia.com Bogotá Lunes, 09 / Abr / 2018

Crean el primer pez robot para estudiar los ecosistemas marinos 

Este robot se comporta como un pez real con su conducta y por su capacidad de movimiento en el océano.

Crean el primer pez robot para estudiar los ecosistemas marinos 
Foto: Captura de Youtube.

Un equipo del Laboratorio de Informática e Inteligencia Artificial del MIT (Cambridge, EE.UU) ha desarrollado un pez robótico blando, al cual denominaron 'Sofi', diseñado con un material tan flexible que nada ondulando la cola al igual que otros peces, con la capacidad de controlar su propia flotabilidad y con una increíble agilidad para realizar maniobras, como pasar de nadar en línea recta a voltear o nadar hacía arriba o para abajo. 

Te puede interesar: Video: Sorprendente salto mortal de un robot que impacta en redes sociales

Sin embargo, los científicos también han desarrollado un controlador de Super Nintendo y un sistema de comunicación que les permite modificar la velocidad o para realizar algunos movimientos específicos. 

Este pez artificial nada en el océano, junto a los arrecifes de coral, totalmente tranquilo con los demás peces a su alrededor. 

Hasta el momento, se han realizado varios vehículos subacuáticos autónomos que cumplen con funciones similares, pero Sofi, cuenta con un mecanismo mucho más simple y liviano. 

“De lo que conocemos, este es el primer pez robot que puede nadar sin cables en tres dimensiones por prolongados periodos de tiempo”, explicó Robert Katzschmann, autor principal del artículo publicado en Science Robotics.

En el desarrollo del pez robot participaron también Daniela Rus, Joseph DelPetro y Robert MacCurdy.

¿Por qué se llama Sofi?

Su nombre de las siglas de Soft Fish, que significa pez blando en inglés.  

Sofi lleva una sola cámara, un motor y la misma batería de litio que se usa para los teléfonos inteligentes. Es de color blanco, pesa menos de 1,6 kilos y mide unos 47 centímetros y  ha sido fabricada principalmente con materiales blandos.

La mitad posterior de este pez robótico está hecha de caucho de silicona y plástico flexible, varios de sus componentes están impresos en 3-D, incluida su cabeza, la cual tiene todos los componentes electrónicos. 

¿Cómo funciona?

Para que el robot logre nadar, el motor bombea agua en dos cámaras parecidas a globos ubicadas en su cola. A medida que una cámara se expande, el autómata se doble y flexionada hacia un lado, cuando el agua llega al otro canal, este se dobla y flexiona para la otra dirección imitando a un pez real. 

La cámara con la que captura imágenes está en la parte delantera del robot con un objetivo ojo de pez, permitiéndole obtener imágenes que durante varios años los científicos han intentado tener.  

La misión de este pez robótico es realizar un estudio en tiempo real de los ecosistemas marinos mediante su cámara integrada capaz de capturar imágenes en alta resolución.

Durante las pruebas en el arrecife Rainbow en Fiji, Sofi nadó a más de 15 metros de profundidad durante 40 minutos, lidiando con las corrientes y tomando fotos en alta resolución, así como videos de ese mundo submarino.

Para los científicos, este invento podría servir para estudiar la vida marina que de otra forma es difícil, y así poder evaluar los estados de los ecosistemas oceánicos.

Sofi es parte de un proyecto del Laboratorio de Ciencias Informáticas e Inteligencia Artificial (CSAIL) del MIT dedicado al desarrollo de robots blandos, que tienen el potencial de ser más seguros,más robustos y más ágiles que los duros, según el comunicado del organismo.

Linda Hernández/Colombia.com