Por: Karen Benavides • Colombia.com

Científicos asumen el reto de enviar un telescopio que debe desplegarse al llegar al espacio

Ingenieros trabajan en el desarrollo de un telescopio plegable que debe abrirse al llegar al espacio; su lanzamiento está previsto para mediados de diciembre.

“14 días de terror”: lanzarán telescopio plegable que debe abrirse al llegar al espacio. Foto: Twitter @NASAWebb
“14 días de terror”: lanzarán telescopio plegable que debe abrirse al llegar al espacio. Foto: Twitter @NASAWebb

Ingenieros trabajan en el desarrollo de un telescopio plegable que debe abrirse al llegar al espacio; su lanzamiento está previsto para mediados de diciembre.

Ingenieros liderados por la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) y el fabricante aeroespacial Northrop Grumman (NG), se encuentran trabajando en el telescopio espacial James Webb (JWFT, por sus siglas en inglés), el cual ha sido construido para ver las primeras estrellas que brillan en el universo; su lanzamiento está previsto para mediados de diciembre.

No obstante, lo curioso de este artefacto es que debe ser de gran tamaño, teniendo en cuenta que sus objetivos son muy distantes y de poco brillo, motivo por el cual los científicos tuvieron que encontrar la manera de hacerlo plegable para que pudiera caber dentro del cohete de lanzamiento, y luego desplegarse por sí solo al estar en órbita, para poder entrar en funcionamiento.

Tras el lanzamiento, el despliegue se llevará a cabo en dos semanas, momento en el que se espera que bisagras, engranajes, resortes, cables, poleas, entre otros elementos, funcionen correctamente para que no haya ningún fallo; el telescopio entrará en servicio 180 días después.

“14 días de terror”

Los ingenieros por lo general describen el momento de aterrizaje de una nave al planeta tierra como “7 minutos de terror”, pues es el tiempo que tarda el robot desde que entra a la atmósfera hasta que toca la superficie, donde cualquier cosa puede suceder y un error podría provocar que termine estrellándose contra el suelo.

Es por esta razón que en el caso de este telescopio, los científicos lo han denominado “14 días de terror”, que será el tiempo que tardará desplegándose y armándose. "El parasol es como el paracaídas de un paracaidista: debe doblarse perfectamente para que se despliegue perfectamente sin engancharse ni enredarse, explica Krystal Puga, ingeniera de sistemas de NG.

"Para perfeccionar la secuencia, realizamos múltiples pruebas de despliegue durante varios años en modelos más pequeños y de tamaño completo. Practicamos no solo el despliegue, sino también el proceso de almacenamiento. Esto nos da la confianza de que Webb se desplegará con éxito", agregó.

Los ingenieros hacen constantes pruebas para el despliegue. Foto: Twitter @NASAWebb
Los ingenieros hacen constantes pruebas para el despliegue. Foto: Twitter @NASAWebb

El proceso

Al salir del cohete europeo Ariane, en el que será lanzado, tendrá que abrirse primero el panel solar para tener energía; luego, lo hará la antena direccional, con la cual será posible la comunicación bidireccional con la tierra. Desde el día 3 el proceso será de esta manera:

  • Día 3: se abrirán dos estructuras que son las que sostienen las membranas del parasol. El eje largo tiene una longitud de 21 metros.
  • Día 5: se comenzará a expandir el sistema del parasol, creando una figura de diamante de 14 metros de ancho
  • Día 6: ahora será el turno de las capas del parasol, las cuales tienen la misión de enfriar el telescopio y darle sombra; comenzarán a separarse.
  • Día 11: los brazos del espejo secundario del telescopio comenzarán a encajar en su lugar.
  • Día 13: posteriormente, se extenderá uno de los lados del espejo primario, el cual se había plegado para el lanzamiento. Este espejo mide 6.5 metros de ancho.
  • Día 14: saldrá la otra parte del espejo primario, y con esto se completará la secuencia de origami del telescopio James Webb.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Tecnología

Lo más leído en Colombia.com